47 Cuentos para reflexionar 

Reflexión de Vida

Enviado por gabl  

Las horas se vuelven frágiles cuando el pensamiento vaga entre desgastadas neuronas.

Cuando no hay coincidencias entre el ayer y el presente, cuando los recuerdos se evaporan como agua hirviendo, o se derriten como hielo expuesto a la intemperie.

Duelen los años vividos y forman parte de la historia de cada ser humano. No hay tiempo para enmendar errores, para revivir el ayer y que se convierta en el quehacer de hoy.

Tiempo pasado, irrecuperable. Pesa la conciencia, sobrevienen los remordimientos. No hay tiempo del perdón. Consiente o involuntariamente el daño causado no se puede resarcir.

Queda aprender de las experiencias propias o ajenas y tomar de ellas lo positivo. Aun así cuesta recobrar la confianza, elevar la autoestima y equilibrar los actos en la balanza de la vida.

gbl
20/11/2017
Derechos Reservados de Autor

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

El rey sabio

Enviado por miigueloso02  

Hace muchos, muchos años en una ciudad de Irán llamada Wirani, hubo un rey que gobernaba con firmeza su territorio. Había acumulado tanto poder que nadie se atrevía a cuestionar ninguna de sus decisiones: si ordenaba alguna cosa, todo el mundo obedecía sin rechistar ¡Llevarle la contraria podía tener consecuencias muy desagradables!


Podría decirse que todos le temían, pero como además era un hombre sabio, en el fondo le respetaban y valoraban su manera de hacer las cosas.

En Wirani solo había un pozo pero era muy grande y servía para abastecer a todos los habitantes de la ciudad. Cada día centenares de personas acudían a él y llenaban sus tinajas para poder beber y asearse. De la misma manera, los sirvientes del rey recogían allí el preciado líquido para llevar a palacio. Así pues, el pobre y el rico, el rey y el aldeano, disfrutaban de la misma agua.

Sucedió que una noche de verano, mientras todos dormían, una horripilante bruja se dirigió sigilosamente al pozo. Lo tocó y comenzó a reírse mostrando sus escasos dientes negros e impregnando el aire de un aliento que olía a pedo de mofeta ¡Estaba a punto de llevar a cabo una de sus maquiavélicas artimañas y eso le divertía mucho!

– ¡Ja, ja, ja! ¡Estos pueblerinos se van a enterar de quién soy yo!

Debajo de la falda llevaba una bolsita, y dentro de ella, había un pequeño frasco que contenía un líquido amarillento y pegajoso. Lo cogió, desenroscó el pequeño tapón, y dejó caer unas gotas en el interior del pozo mientras susurraba:

– Soy una bruja y como bruja me comporto ¡Quien beba de esta agua se volverá completamente loco!

Dicho esto, desapareció en la oscuridad de la noche dejando una pequeña nebulosa de humo como único rastro.

Unas horas después los primeros rayos del sol anunciaron la llegada del nuevo día. Como siempre, se escucharon los cantos del gallo y la ciudad se llenó del ajetreo diario.

¡Esa mañana el calor era sofocante! Todos los habitantes de Wirani, sudando como pollos, corrieron a buscar agua del pozo para aplacar la sed y darse un baño de agua fría. Curiosamente, nadie se dio cuenta de que el agua no era exactamente la misma y algunos hasta exclamaban:

– ¡Qué delicia!… ¡El agua del pozo está hoy más rica que nunca!

Todos la saborearon excepto el rey, que casualmente se encontraba de viaje fuera de la ciudad.

Pasó el caluroso día, pasó la noche, y el nuevo amanecer llegó como siempre, pero lo cierto es que ya nada era igual en la ciudad ¡Todo el mundo había cambiado! Por culpa del hechizo de la bruja, hombres, mujeres, niños y ancianos, se levantaron nerviosos y haciendo cosas disparatadas. Unos deliraban y decían cosas sin sentido; otros comenzaron a sufrir alucinaciones y a ver cosas raras por todas partes.

No había duda… ¡Todos sin excepción habían perdido el juicio!

El rey, ya de regreso, fue convenientemente informado de lo que estaba sucediendo y salió a dar un paseo para comprobarlo con sus propios ojos. Los ciudadanos se arremolinaron en torno a él, y al ver que no se comportaba como ellos, empezaron a pensar que se había vuelto loco de remate.

Completamente trastornados salieron corriendo en tropel hacia la plaza principal para decirse unos a otros:

– ¿Os habéis dado cuenta de que nuestro rey está rarísimo? ¡Yo creo que se ha vuelto majareta!

– ¡Sí, sí, está como una cabra!

– ¡Tenemos que expulsarlo y que gobierne otro!

Imagínate un montón de personas fuera de control, totalmente enloquecidas, que de repente se convencen de que las chifladas no son ellas, sino su rey. Tanto revuelo se formó que el monarca puso el grito en el cielo.

– ¡¿Pero qué demonios está pasando?! ¡Todos mis súbditos han perdido el seso y piensan que el que está loco soy yo! ¡Maldita sea!

A pesar de la difícil papeleta a la que tenía que enfrentarse, decidió mantener la calma y reflexionar. Rápidamente, ató cabos y sacó una conclusión que dio en el clavo:

– Ha tenido que ser por el agua del pozo… ¡Es la única explicación posible! Sí, está claro que todos han bebido menos yo y por eso me he salvado… ¡Apuesto el pescuezo a que esto es cosa de la malvada bruja!

Mientras cavilaba, vio de reojo a un alfarero que llevaba una jarra de barro en la mano.

– ¡Caballero, présteme la jarra!

– ¡Aquí tiene, majestad, toda suya!

El monarca la agarró por el asa, apartó a la gente a codazos y dando grandes zancadas se plantó frente al pozo de agua sin ningún tipo de temor. Los habitantes de Wirani se apelotonaron tras él conteniendo la respiración.

– Así que pensáis que el loco soy yo ¿verdad? ¡Pues muy bien, ahora mismo voy a poner solución a esta desquiciante situación!

El rey metió la jarra en el pozo y bebió unos cuantos sorbos del agua embrujada. En cuestión de segundos, tal como había sentenciado la bruja, enloqueció como los demás.

Y… ¿sabes qué pasó? Pues que los perturbados ciudadanos comenzaron a aplaudir porque pensaron que al fin el rey ya era como ellos, es decir… ¡que había recobrado la razón!

(c) CRISTINA RODRÍGUEZ LOMBA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Era Libertad

Enviado por gabl  

Cada día llegaba a casa extenuado después de haber enfrentado una ardua jornada de intensa labor de casi diez horas, donde solamente habíamos tomado un break de 20 minutos. En la oficina estábamos trabajando en un proyecto que requería mucha concentración y trabajo en equipo.
Apenas cerraba la puerta detrás de mí, dejaba los zapatos tirados en un rincón y me iba despojando de cada prenda de vestir y en menos de cinco minutos quedaba como Adán en el paraíso. ¡Eso era libertad!
Tomaba un baño caliente, relajante, lo hacía sin prisa, sin apuros, solo me esperaba una humeante taza de café, tres rebanas de pan, untadas con mantequilla que acompañaban al jamón, dos rodajas de tomate, pepinillo y una buena porción de queso amarillo que lo comía en trozos cortados casi simétricamente.
Luego de cenar, acostumbraba a sentarme cerca de la ventana a contemplar los variantes tonos de luces que los avisos luminosos, y los vehículos que transitaban a lo largo y ancho de la avenida, me ofrecían como espectador nocturno.
Así pasaran días, noches, muchas noches que se sumaron a los años caídos.
La rutina casera no había variado mucho. Una que otra vez, leía páginas de un viejo libro que por muchos años había acumulado polvo en su lomo deslucido por el tiempo de reposo sobre la pequeña mesa que soportaba la lámpara que una vez su tenue luz guiara mis pasos en sedientas madrugadas.
Ahora, reacciono veinte años después. Muy tarde para desear tomar la mano amiga, la mano cálida que a través de su tacto te hace sentir amado, acompañado en la penumbra acostumbrada de tus ojos.
¡Cuando elegí vivir en libertad no pensé que la soledad estaba incluida!

gbl
14/02/2018
Derechos Reservados de Autor

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

ciudadanos ejemplares

Enviado por yedra  


DESDE MI RINCÓN...

CIUDADANOS EJEMPLARES


Una buena labor de concienciación se despliega para convencer al ciudadano de a pie de que hay que mirar más allá de nuestros asuntos personales y ver que debemos colaborar en mantener limpio de polvo y paja,de tanta basura a nuestro maltrecho planeta tantas veces agredido por nuestros desechos industriales y caseros que se acumulan de forma bestial para nuestro infortunio.


Con ese inquietante mensaje se nos pide que colaboremos en la medida de nuestras posibilidades a mejorar y/o evitar que sigamos ensuciando nuestro querido planeta azul,así que se nos convence con estos dignisimos argumentos de que ayudemos a reciclar ¡bendita palabra! separando las basuras en distintos cubos,que compraremos para ese fin con nuestra mejor de las disposiciones como gente concienciada de una elevada causa.


Por otro lado se nos pide que ahorremos energía y compremos bombillas de bajo consumo que cuestan bastante mas que las normales pero que a la larga nos será rentable porque ahorraremos dinero y ahorraremos también contaminación a nuestro cielo.


Y si queremos compradnos un coche ya los hay preparados para contaminar menos aunque tengamos que pagar más por él ¡todo sea por preservar a la madre naturaleza de nuestra agresiones.

Como ciudadanos ejemplares reutilizaremos las bolsas de plástico para ese mismo fin que no puede ser de más alto ideal y con esa misma confianza marchamos a paso de la oca a cumplir lo que nuestra motivada responsabilidad nos exija.

Pero como todo cuento que hacia nuestra delicias cuando éramos tiernas criaturas llega a su fin cuando crecemos y somos conscientes de que todo es una puñetera mentira para tenernos entretenidos.Con todo ese mundo irreal perseguía un buen fin que era que durmiéramos con una bonita historia.

Las otras mentiras persigue otro fin...¡tomarnos por gilipollas!
Por que la verdad de todo eso si nos paramos a pensar un poco es bien distinta de lo que nos quieren hacer ver...¡la salud del planeta les importa un carajo! lo único que les importa es el dinero que les proporciona nuestra ingenuidad.


Compramos cubos,separamos,los llevamos al contenedor,hacemos un trabajo y colaboramos sin recibir nada a cambio.Vosotros diréis...¡hay cosas que se tienen que hacer sin esperar nada a cambio! entonces...¿PORQUÉ EN ALEMANIA HAY MAQUINAS QUE ECHAS UNA LATA DE REFRESCO Y TE DA 0´20 CTMS? y no solo eso si no que todos esos envases que se reciclan nunca abaratan su precio


Sigamos...te gastas una pasta en bombillas para ahorrarte algo en el recibo de la luz y ese puto recibo no para de subir por lo cual no solamente no ahorras nada si no que encima has pagado un medio sueldo en esas condenadas bombillas que encima te aseguran que tiene de garantía 5 años y se te estropean a las pocos meses.


Sigamos...guardas bolsas para reutilizarlas después de la condenada campaña que nos bombardea para hacernos gente de bien y responsable.Lo único que perseguirían era que pagáramos la bolsa si teníamos la osadía de no llevar las nuestras.Después de que las pagamos ya no hay ecología que valga.


Sigamos...si compramos un coche ecológico descubriremos que nos habían engañado y que de ecológico nada.
Cuando salimos de los mundos de yupi y nos miramos en el espejo podemos tener la triste sensación de que somos unos ciudadanos ejemplares en nuestra gilipollez y nos han tomado por tontos y lo peor es que quizá lo seamos.

AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

ÁNGELES EN EL INFIERNO ÁNGELES NACIDOS...

Enviado por yedra  

ÁNGELES EN EL INFIERNO


Ángeles, nacidos en un mundo equivocado, vuestros ojos nuevos se abren por vez primera en el infierno de una Tierra cruel e insensible.

Vuestro llanto al nacer a la luz, se vuelve eterno, pues los pechos que han de

continuar dándoos la vida, están secos como la tierra yerma.

Y os marcháis de este mundo solo conociendo el Horror y el Tormento, en vuestros breves días.
Y mientras vuestros cuerpos reposan permanentemente en la tierra, otros cuerpos odiosos reposan en lujosas villas en París; con gran parte del dinero que hubiera salvado vuestras vidas; dinero quizás donado para ese fin.

Presidentes y dictaduras criminales que no mueven un dedo por sus gentes, responsables del Horror y el Infierno, que acumulan armas y equipan ejércitos, mientras unos ojos limpios e inocentes solo conocen un mundo equivocado y la Tierra que los ha de cubrir, sin contemplar las estrellas en una noche serena.

Otros niños viven un poco más, compartiendo la miseria de una vida sin infancia; trabajando de sol a sol en minas o rebuscando entre la basura para poder vivir. Y en sus manos no se encontrará un juguete, solo callos del arduo trabajo.

Veo sus caras, y veo las caras de nuestros Hijos; pero son los hijos de otros, cuyo pecado solo ha sido nacer en otra parte del planeta, en otra tierra en la que el infierno está instalado y la vida con dignidad no significa nada.

Esos niños a los que venden como ganado, para prostituirlos, para extraerles los órganos, para hacerlos soldados sanguinarios capaces de matar a su propia familia.

¿Cuándo acabará este Horror?
¿Cuándo la Tierra dejará de ser un infierno?
¿Quién pagará por la sangre de estos inocentes?

No hay mayor crimen que el destrozar todas estas vidas nuevas mientras el mundo sigue girando impasible sin pensar que esos niños podrían haber sido los nuestros a los que tanto amamos; pero a los que tenemos que sentir como Hijos de todos, hijos de la vida, hijos del hombre; ese hombre que ha convertido parte de la Tierra en un gran infierno para esos Ángeles nacidos en un mundo equivocado.

AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

ESTA PROFESORA YUCATECA ESTABA SIEMPRE GRITANDO...

Enviado por soloyo  

Esta profesora Yucateca estaba siempre gritando el nombre de un alumno que se llamaba Cristian.siempre decía ¡Me vas a volver loca,Cristian! ¡Contigo ya no hay caso! Cristian, eres un inútil. Un día, la madre de Cristian fue a la escuela para verificar cómo le estaba yendo a su hijo. La profesora le dijo que su hijo era un desastre, tenía las peores notas del año y que ella, en muchos años de enseñanza, nunca vio un niño así, tan Pendejo. La madre quedó tan asustada con esta sincera conversación que decidió retirar a su hijo Cristian de la escuela y se mudaron a Ciudad de otro país para que Cristian estudie en un centro especializado. Luego de 25 años, a esta misma profesora le fue diagnosticada una grave enfermedad del corazón. Todos los médicos consultados coincidieron que ella necesitaba una cirugía muy delicada y muy costosa que solo un famoso médico radicado en la Ciudad de Mexico podía hacer. La profesora, ya sin esperanzas, decidió vender todo lo que tenía y con los ahorros de toda su vida, emprende el viaje para intentar la costosa cirugía que, finalmente fue realizada por el genial médico, quien declaró que la cirugía fue un éxito absoluto. Cuando ella abrió los ojos, sintió que toda la fuerza volvía a su cuerpo y vio parado a su lado a un bello y joven médico que le sonreía. Ella quiso decir unas palabras de agradecimiento, pero no pudo hablar... Su rostro se puso azul, intentó levantar la mano y hasta quiso gritar pero no pudo hacerlo... y rápidamente... se murió ante el médico que intentaba entender qué es lo que había pasado. Entonces el médico mira a su lado y ve al pendejo de Cristian , que trabajaba en la limpieza del hospital, que desenchufó el respirador artificial para enchufar la aspiradora. ¿QUÉ PENSASTE? ¿QUE CRISTIAN SE HABÍA CONVERTIDO EN UN GRAN CIRUJANO CARDIOVASCULAR? Me parece que viste demasiadas novelas... ¡EL QUE ES PENDEJO , ES PENDEJO TODA LA VIDA!
Pero aún así, el mal que te hagan, en algún momento pagarás.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Cosas de la vida

Enviado por yedra  

COSAS DE LA VIDA


Era un hombre bueno.
Cuando era un chaval,casi un hombre,el mayor de sus hermanos;la desgracia azotó a su familia,su madre falleció,su padre ya lo había hecho años atrás.Se encontró siendo el cabeza de familia teniendo que cuidar a sus hermanos más pequeños...unos niños.


Se dedicó a la tarea,trabajando y cuidando a sus hermanos.
Tenía novia,y por supuesto ella quería casarse,pero sin la carga de aquellos hermanos.El no estaba dispuesto a abandonar a sus hermanos menores y así...renunció a casarse por cuidarlos.Le procuró a todos que continuaran sus estudios y siguieran luchando por sus futuros.Así pasaron los años y ese hombre continuó soltero,ya en edad madura.
Un mal día,tubo la desgracia de pisar de forma involuntaria a un energúmeno,que se revolvió furioso y le asestó un puñetazo que lo hizo caer con tan mala fortuna que se golpeó con un bordillo de acera y...¡murió!
Triste destino para un hombre que hizo la responsabilidad y el bien como una bandera personal de integridad.

No puedo evitar pensar en aquellos criminales con sus manos manchadas de sangre y de horrores sin cuento,como esos nazis escapados a Sudamérica que llevaron vidas de lujo y comodidad,que murieron tranquilamente de viejos en sus camas.
O esos sanguinarios dictadores que echados del poder reciben asilo en otro país,mientras disfrutan en sus haciendas del dinero manchado de sangre de sus compatriotas.
Y mil ejemplos más que podría dar de gentuza que viven de extorsionar,engañar,asesinar;y morirán tranquilamente en sus camas y respetados,temidos,por los que los rodean.

Cuando era un niño me enseñaban en las clases de catequesis que "Dios premia a los buenos y castiga a los malos"hoy no puedo más que sonreírme ante esa simplicidad ingenua e ignorante de la realidad.De existir una recompensa a nuestra bondad,no creo que sea en este mundo injusto que nos ha tocado vivir.
Creo que nuestra suerte en esta vida es en un alto porcentaje fruto del azar,de estar o no estar en el sitio equivocado en un momento dado;y no tiene nada que ver nuestras buenas intenciones para que un momento dado nos azote la desgracia o nos traten de manera injusta o humillante.
De todas maneras mejor es llevar una vida digna y acorde con la humanidad que se nos supone;pero sin perder de vista que nuestra suerte ,nuestra vida depende de ese hilo de azar que no mira ni condición ni comportamiento.Estamos solos ante la marea de la vida y sus azares;y esperar que nuestra "bondad" nos salve de todo mal,pensando en ese "Dios que premia a los buenos y castiga a los malos"es una ingenuidad que no lleva a buen puerto.

El mundo y sus injusticias es mucho más complejo que todo eso,y querer dar una explicación religiosa a eso, es una tarea bastante complicada a pesar de la FÉ.

autor yedra

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

¿QUIEN SABE?

Enviado por yedra  

QUIEN SABE?


No pude evitar retratar en mi memoria ese momento...
Sus ojos miraban con expresión ausente el declinar de la tarde a través de la ventana abierta de la habitación de aquél hospital.Ajena a las conversaciones a su alrededor su mirar se perdía más allá-estoy convencido-de lo que se podía ver entre las

hojas abiertas del ventanal.

No sé porqué su muda contemplación captó mi atención y durante unos minutos fue doble el instante de observación callada.

Nos despedimos deseándola una pronta recuperación de la grave operación sufrida,con un ¡hasta mañana! y nos marchamos esperando visitarla al día siguiente.

Aquella noche un infarto cerebral acababa con su vida dejándonos anonadados al recibir la fatídica noticia.La tía de mi mujer se marcho de forma inesperada para todos.
Lo primero que me vino a la memoria al enterarme de la desgracia...¡fue su mirar ausente a través de la ventana! ¡su mirada perdida y fija más allá del ventanal ¿acaso presentimos de alguna forma cuando nos toca marcharnos? ¿quien sabe? sólo sé que en ese mirar ví algo que nunca le contemplé en los años que la conocí.

Me recordó otra historia que me contó mi mujer de su abuela.
Después de pasar varios días en el hospital,cuando marchaban en el autobús de vuelta a casa,mi mujer sorprendió a su abuela mirando de forma ausente a través de la ventanilla.

¿Qué te pasa abuela?
¡no me pasa nada hija!
¡pues claro que te pasa! ¡tu nuca estás tan callada!

¡no pasa nada!

Anda dime,¿qué estás pensando?
¡Nada hija! ¡vuelvo a casa a morirme!

¡Déjate de tonterías abuela,y no digas eso! dijo mi mujer enfadada.
No llegó al mes...cuando murió.

La mayoría de nosotros nos cuesta comprender a veces lo que es la vida y sus misterios e inquietudes;y mucho más comprender que quizás en algún momento "algo"nos dice o nos hace comprender que ya es nuestra hora de emprender el gran viaje

¿Existe ese algo?
¿no existe?

¿¿Quien sabe??

AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

El viejo barrio

Enviado por yedra  

EL VIEJO BARRIO


Cuando llegamos a él procedente de aquél refugio llamado "LA corchuela" dónde se alojaron tantas familias que llegaban de las antiguas casas de vecinos o corrales que fueron declarados en ruinas en la década de los 70;me pareció que llegábamos a otro mundo.

Acostumbrados a las estrecheces de aquél refugio con dos habitaciones y un salón pequeño-que ya nos parecía amplio- con la sola habitación donde nos hacinábamos 9 personas que componía nuestra familia,en aquella vieja casa de vecinos-;ese piso nuevo,en una barriada estrenada nos pareció...el paraíso.

Trece años contaba yo por entonces.Mientras continuaba en la escuela,me dio tiempo de explorar el barrio y sus alrededores con los amigos.
Allí tuve mis primeros tonteos con chicas,el primer desamor.
Mi primer trabajo a los 14 años transcurrió hasta los 19 años que me alisté a la BRIPAC.
En los permisos llegaba con el petate a cuestas y vislumbraba con alegría las torres de diez plantas dónde me esperaban mis padres y hermanos.

En uno de esos permisos comencé a salir con mi mujer,nos hicimos novios paseando después de licenciarme por esas calles de los alrededores,sentándonos en los bancos de los parques a charlar de nuestras cosas;nos ivamos con el calor a los cines de verano de barrio,dónde se quedó prendido el recuerdo afectivo.

Las cruces de Mayo.Sus calles se llenaban de esas velas donde el olor a sardinas asadas se expandian por los alrededores,mientras en el escenario se sucedían las actuaciones y bailes.Los portales se engalanaban y se premiaba al mejor adornado,mientras los vecinos en el portal bajaban mesas,sillas y se compartía comida y bebida.

Nos casamos,casi sin darnos cuenta el barrio cambiaba poco a poco...
Los bancos de los parques desaparecieron porque niñatos con litronas los ocupaban y molestaban a los vecinos,que ya no se sentaban en él.

Los cines de verano...dejaron de estar y se perdieron en el recuerdo.
Las velás ya no se celebran,ni se engalanan los portales en las cruces de Mayo.

Cuando pasamos por nuestro viejo barrio una sensación leve pero patente de tristeza nos embarga al contemplar que ya no es lo que era...¡que todo ha cambiado en el tiempo ¡para peor! y eso unido con la tristeza de saber que entre sus calles...nuestros padres ya no están,no podemos volver a cruzar sus calles para visitarlos.

¿Acaso todo tiene que cambiar para peor? sus calles están quizás más limpias,más modernas...¡pero sin el calor de antes! ¡no se ven gentes sentadas en los bancos de antaño,charlando a la luz del atardecer.

¿Me estoy haciendo mayor? ¿hablo como una persona mayor? ¡¡no sé!!
Pero si se,que lo que estoy contando es la realidad de ese viejo barrio donde pasé mi adolescencia,me marché a la BRIPAC,me case,tuve a mis hijos y...¡que ya no es lo que era.


AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

LA VOZ DEL CORAZÓN

Enviado por yedra  


``Aquí tienes a este mundo´´escuché una voz suave que recorría todos los caminos de mi corazón.
Un mundo en el que están injertos el Cielo y el infierno,el Paraíso y el Gehenna,de un modo que sus desorientados habitantes apenas aprenden a intuir.


Acerté a preguntar:¿Cuál es la realidad de ésta aquejada tierra?
¿Es acaso más real el mal que se extiende como un cáncer destrullendolo todo poco a poco a su paso,que el bien que se esconde tímidamente entre las sombras del abismo?
¿Que es la realidad?¡Volví a preguntar!
- La realidad que tú conoces es producto del Maligno;porque para vosotros solo es real lo que podéis ver,tocar,escuchar y oler;
y la gran mayoría de vuestros pecados reside en esa adoración por lo material;que es la esencia de la degradación espiritual que padecéis;esa es la realidad que habéis construido,y ya ves lo que conseguisteis,tener las manos cada vez más llenas de materia corruptible y el Alma cada vez mas vacía del verdadero espíritu de Dios.
¿Acaso todo lo que es materia procede del Diablo?
¿No hay acaso personas con la carga de la carne,y son capaces de amar a sus semejantes? - pregunté casi con desesperación -
La materia está cargada de sombras,pero el espíritu que ama verdaderamente procede de Dios; y el Amor - el verdadero valor - no es materia,pasa a través de ella,pero de ella no procede;ya que es el aliento de Dios que a puesto en los Hombres para despejar e iluminar las sombras de la materia y de la muerte; y si conocierais el verdadero amor,ya no sería una carga la carne para vosotros,sino un maravilloso vehículo que Dios os ha dado para que tendáis la mano para aquel que sufre.
¿Porqué hay hombres que elijen la luz y otros las sombras?
¿Acaso no nacemos todos inocentes?
¿Qué nos hace elegir uno u otro camino?
-Todos los Hombres nacen inocentes;pero están impregnados ya en su concepción de una inclinación para el bien o para el mal.
En su libertad, el Hombre puede cultivar o rechazar esa semilla interna;y en esa constante lucha,el Hombre labra su destino;un destino de luz o de sombras;y lo que hace que en esa lucha tenaz por alcanzar la luz,el Hombre triunfe y se acerque a Dios es...el AMOR.
Los que elijen las sombras están carentes de amor,y se labran un camino amargo;y se dan cuenta tarde de que han cultivado la semilla equivocada,y elegido el camino tortuoso del espíritu.
El amor -ya se os dijo hace tiempo- es el eje de todas las cosas que proceden de lo alto,la solución para vuestra Alma confusa;¡Pero no queréis escuchar!¡Sois ciegos y sordos! NO COMPRENDÉIS LA LUZ QUE BRILLA EN LAS TINIEBLAS.
¡¡Alzad el rostro los que os esforzáis por cuidar la Semilla que Dios os ha dado!!
¡¡Benditos los que lloráis y caéis por tierra,para levantaros y secar vuestras lagrimas sin clamar contra Dios!!
Porque a pesar de todos los llantos,lo lleváis con tezón en vuestro corazón.
¡Alegraos! Porque vuestro esfuerzo no carecerá de recompensa porque sois benditos de Dios.
A los que hacen el mal,sigan haciéndolo;porque se encontrarán como solos en el páramo,sin refugio,y con la terrible certeza de haber equivocado el camino.
¡¡Hallad el Amor,y encontrareis el Camino!!
Solo me quedaba una pregunta...
¿Cual es la razón de la existencia?
-La razón de la existencia - me susurró el corazón -ES para que halléis el amor entre tanta oscuridad,y os esforcéis como en una escuela,por APRENDER - y lo que halléis y aprendáis, debe ser para que se os otorgue el diploma del espíritu de Dios; si no suspenderéis y solo conseguiréis graduaros en la...OSCURIDAD

AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL ANTISEMITISMO

Enviado por yedra  


Cuando yo era un niño era expresión muy corriente que se insultara de la peor de las maneras a alguien como perro judío,lo cual descalificaba a alguien casi a eternidad.

Yo siendo muy pequeñajo recuerdo que le pregunté a un niño mayor de el porqué se le llamaba así a alguien y su respuesta se me quedó en la mente como una de esas curiosidades que se resisten a marcharse al olvido:

Los perros judíos mataron al SEÑOR.

Mi mente infantil acepto la explicación sin más preguntas y dándola por válida.Al crecer de cuerpo y mente estaba claro que la cosa sería más cuestionable por mis interiores y nuevas preguntas se paseaban insolentes por por mi celebro inquieto.

¿Porque odiar tanto a los judíos? ¿porque mataron al señor?
¿acaso Jesús no era judío? los que lo amaron y lloraron su muerte...¿no eran judíos? los que trasmitieron los evangelios...¿no eran judíos?

Nuestra adorada virgen Maria ¿no era judía?
Ya no me cuadraba nada,a pesar de todo eso...¿porqué odiar a todos ellos después de 2000 años de la muerte de Jesús?

Estaba claro que la excusa de la muerte de Jesús era una patraña para justificar un odio que tenía otras o múltiples causas o intenciones bastantes bastardas e inconfesables.

El fanatismo no resiste el menor análisis coherente y es enemigo de la razón.
Aún hoy en día y vete a saber hasta cuando existe ese odio a los judíos ancestral que se pierde en la noche de los tiempos.
Entender el porqué de las cosas,la cultura es el mejor antídoto contra la barbarie y el odio irracional que además persigue unos fines claros de erradicar al diferente en cultura o religión,además adobado con ancestrales envidias de la prosperidad de comunidades judías.

¿Quienes fomentan el antisemitismo? una pregunta para meditar.

AUTOR.YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

ORACIÓN ¡HOY QUISIERA SEÑOR! PARARME UN...

Enviado por yedra  

ORACIÓN


¡Hoy quisiera Señor! Pararme un momento en mi andar por la vida y pedirte disculpas por algo que puede ser que no marche bien en mi alma.

¡No te siento! lo suficiente Señor en el Altar adornado en tu honor ni en las ofrendas que te dedican con fervor en un domingo

cualquiera.

¡No te siento!lo suficiente, en esas llamas trémulas que iluminan los rincones oscuros de tu Hogar. Ni tan siquiera las pinturas dedicadas a Ti, que cuelgan en las paredes bendecidas de tu templo.

Ni aun ¡discúlpame Señor! el verte clavado en la cruz, me hace sentir lo suficiente tu presencia, me conmueve pero mi corazón siente algo más que no se si está bien, y ello te ofende.

Por eso en esta tarde quiero pedirte disculpas por estos desvarios de mi corazón y de mi alma, porque ¡Señor!, estos disparates de mi ser, me hacen ver y sentirte más en otros lugares, en otras sendas.

Veo más tu altar en el corazón del Hombre que ama a sus semejantes olvidándose de sí mismo.
Ese altar que se adorna con las manos tendidas para sostener y apoyar al que sufre.

Te siento más en las ofrendas de un corazón sincero, en las miradas de amor de las madres por sus hijos, en la risa feliz de unos niños que juegan, despreocupados del mañana...

Te siento más en la luz tenue del amanecer o en los colores trémulos que se deslizan en el ocaso trayendo ensoñaciones al corazón.

Siento más tu templo en el cielo estrellado que embebe el alma, en el viento que mece las ramas de los árboles; en el agua cantarina que susurra en la fuente;en el eco de paz de una tarde serena. Aunque me duela verte colgado del madero y sin vida, mi corazón te siente más, lleno de ella cuando dejabas que los niños se acercaran a ti, y los bendecías;cuando tus manos aliviaban el sufrimiento del cuerpo y el espíritu. Cuando tu palabra llena de vida consolaban al alma confusa y perdida.

Por eso no puedo sentirte en la muerte y el tormento, aunque fue por nosotros;sino en la vida plena de tus hechos y palabras.
¡Ya ves Señor!, no parece tener enmienda mi corazón.

Por eso en esta tarde clara y luminosa quisiera pedirte que tengas paciencia conmigo, Señor, y me disculpes por todos estos disparates de mi corazón.

AUTOR YEDRA

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

Mi Historia

Enviado por g_astorga  

PRÓLOGO
A lo largo de mi vida, la mayor parte de ella lo que más he recibido ha sido odio, maldad y arrogancia, muy pocas veces he recibido ese cariño que tanto queremos desde pequeños. Soy una persona que, a base de dolor, ha aprendido a mirar a las personas a través de los ojos, sin dejarse llevar por su aspecto y apariencias; y sinceramente me he llevado demasiadas decepciones, esta forma de ver a las personas te hace tener en cuenta todo lo bueno de ellas, pero también lo malo. Por eso mismo soy tan frio y cerrado en ocasiones, yo siempre he sido una persona muy cariñosa pero esa parte de mi está dormida y congelada en mi interior, muchas veces intento volver a despertar esa parte de mí, pero de nada sirve si falta esa llama que derrita el hielo.

Mi Historia
Hubo un tiempo, en mi infancia, en que buscaba el cariño de la gente como el que busca migajas de pan en el suelo para sobrevivir, estaba desesperado; no sabía qué hacer con todo ese sentimiento de soledad, de maltrato y de desprecio que sentía, con el tiempo aprendí que el único que podía hacerme feliz era yo mismo, a pesar de todo lo malo que me rodeaba sabía que tenía ese brillo y esa energía para salir de esa situación; al final lo conseguí, pero sabía que faltaban partes de mí, me volví frio y solitario, empecé a coger el gusto a estar solo, habiendo estado media vida de esa manera a pesar de no haberlo querido; también aprendí a ser fuerte y luchar por lo que uno quiere, por reflejar esas ganas de vivir y ser libre, cosa que nunca había podido sentir, quien se imagina a un niño que no es libre, que no puede jugar con sus amigos; que en vez de ello se pasa los días en su habitación por miedo a que le hicieran más daño. Esta falta de cariño ha hecho que me conozca a mí mismo desde pequeño, es algo a lo que todos tenemos miedo ya que, cuando lo hacemos, se traspasa esa línea entre infancia y adolescencia; para mí esa línea se quedó atrás con tan solo 8 años. Lo único que me hacía sentir más vivo era mi hermano, mi tía, un MP2 del cual no me despegaba, una bici y mis únicos dos amigos, Curro y Franco, del cual hace años que no se nada. Para entonces fue cuando empecé a descubrirme; con mi tía siempre iba a la playa, donde me dejaba su pequeña cámara de fotos y hacíamos fotos hasta que se iba la luz del sol; el sol... Cuanta vida me daba, poco a poco me fue gustando más ver esos atardeceres dorados y rosados desde la playa, sabía que llevaba algo en mi interior que me dejaba atontado mirando el sol hasta que me picaban y lloraban los ojos. En cuanto a ese MP2 que tenía, aún no existía el MP3, solo tenía capacidad para 20 canciones, las cuales escuchaba en bucle constantemente, algunas hacían que se me erizase la piel y me pusiese a llorar como cual niño feliz, como si en ese momento pudiese sentir paz y tranquilidad, otras hacían que me diesen ganas de salir de casa sin importar lo que había ahí fuera, pero también habían otras que me hacían recordar esa soledad y esa falta de cariño, lloraba y le pegaba a la almohada sin saber motivo alguno de por qué tenía que estar así. Gracias a la música, la cual escucho día a día, aprendí a sacar mis propias reflexiones y pensar sobre el sentido de las cosas; me tumbaba en la cama y ponía todo en bucle, cerraba los ojos y al rato de empezar a escuchar, empezaba a nadar en un mar lleno de preguntas, de las cuales a algunas les encontraba respuestas y a otras muchas no; era feliz preguntándome todo aquello, me hacía abrir los ojos y pensar todo con mucha más templanza. Cuando no estaba en casa me dedicaba a coger la bici por mi plaza y a pasar tiempo con mis dos únicos amigos de verdad, aquellos que siempre estuvieron, más tarde hablaré de ellos. Cuando estaba con la bici sentía esa velocidad y esa fuerza emocional de pedalear, me relajaba bastante, era similar a cuando escuchaba música, me hacía pensar. Cuantas veces me caería saltando ese bordillo de en frente de mi portal... Y cuantas veces me volví a levantar para aprender a hacerlo, era especial para mí.
Cuando pasaba tiempo con Curro y Franco, nos dedicábamos a jugar al futbol en la plaza, o más bien a empeñar los balones siempre en el primer piso de cada bloque, pero bueno nunca vine a hablar de mis cualidades como futbolista... El grupo entre Curro y Franco era distinto, a veces estábamos los tres juntos pero la mayoría de las veces cada uno de ellos tenía su grupo de amigos, El grupo de amigos de Curro no me gustaba nada, él estaba en el mismo colegio que yo, ese era mi infierno, allí empezó todo. Los amigos de Curro estaban en ese mismo colegio, algunos eran gente con la que no tenía relación alguna, otros eran gente que no me hacía nada, pero la gran mayoría me humillaban y me trataban como cual perro abandonado; Curro era el único que me quería y me respetaba.
Cuando estaba con Franco siempre estábamos con los niños de la plaza, él era mi vecino; sinceramente, con ellos me lo pasaba mejor ya que no me trataban mal, había gente de todas las edades; lo que más me gustaba era cuando jugábamos al poli-ladrón, tenía un sitio secreto en el cual nunca me pillaban, era genial, hacía un poco de trampas a veces, pero eso nadie lo sabe.

Ese era mi pequeño mundo, viéndolo de esa manera todo parecía más bonito y pacífico, cada vez que salía del colegio salía sin ganas de vivir, desmotivado y sin fuerzas; pero haciendo todo aquello me volvía el niño más feliz del mundo. A veces me venía abajo y todo aquello se desmoronaba, había días en que me temblaban las piernas y me encontraba mal porque no quería ir al colegio, otro simplemente hacía como que lo estaba para poder evitar todo aquello, tenía miedo, la verdad. Nunca fui un buen estudiante, pero siempre he querido saberlo todo y aprender de cada cosa que viese, cuando descubrí internet fue mi gran fuente de conocimientos, cada cosa que veía quería saber cómo funcionaba o que hacía: la nevera, la bici, el ordenador, la televisión, la cual era de rayos catódicos aún; quería saberlo todo... Y me encantaba.

Conforme iban pasando los años me hacía más mayor, en mi situación nada había cambiado excepto yo; para entonces tenía entre 10 y 13 años. Aprendí a acostumbrarme a la soledad, el colegio ya no se me hacía tan duro, aprendí a no escuchar lo que me decían y poco a poco, combatir a mis agresores, aunque todo me viniese demasiado grande y me metiesen una paliza, mis padres nunca han sabido nada de mi situación, se intuían que me trataban mal, pero no hasta qué punto, nunca he llegado a decirle todo esto a nadie, ni mi mejor amigo, ni mis padres, ni nadie... Ni siquiera mi perro al cual le contaba todas mis tonterías como si me fuese a entender. Es algo que siempre ha sido mío.
Para esa edad fui desarrollando mis cualidades, me encantaba coger la bici, montaba en ella casi todos los días. Por fin obtuve mi primer MP3, el cual le quité a mi hermano; no paraba de escuchar música, cada día descubría nuevas canciones en el ordenador y las iba guardando en el MP3, Siempre se me dio muy bien la informática, era algo que me gustaba mucho también; en cuanto a la música, escucha a de todo y siempre lo he hecho, para entonces no existía el reggaetón de ahora el cual en muchas ocasiones es machista y despreciable, por lo tanto, para quien me conozca hoy día, escuchaba mucho reggaetón, cosa que ahora no puedo ni soportarlo.

Para esa fecha fue cuando más solo estuve, pero más feliz que antes, a pesar de que me diesen bajones como un castillo. Franco se fue a vivir a Argentina, por lo cual solo salía con Curro, nos encantaba tomar helados hasta reventar y dolernos la barriga, íbamos a jugar al futbol, en resumen, nos lo pasábamos muy bien. Pero no siempre estaba con él, el resto del tiempo lo pasaba solo; al principio no sabía qué hacer, ya que Franco se había ido; fui adquiriendo hábitos como la lectura, me encantaba ese libro el cual se llamaba "He jugado con lobos”, me ponía a aullar como uno de ellos. Muchas veces soñaba con perderme en la naturaleza, con llegar a un sitio lleno de árboles y plantas y no saber volver, tener que buscarme mi propia salida; con acariciar, cuidar o salvar a cualquier animal que viese, todo eso me encantaba, pero solo soñaba con ello... Por ahora.
Cada vez montaba mejor en bici, ya no me cansaba al darme los paseos que me daba, sentía la necesidad de irme cada vez más lejos pero aún era demasiado pequeño para hacerlo, eso no quita que en ocasiones me escapase y lo hiciese, me encantaba.
Ya me iba yo solo a ver el atardecer, era mi momento de paz, cuando estaba mal era lo que más me despejaba, aunque mis padres se creían que estaba con Curro ya que no me dejaban irme solo a ningún lado.

Un par de años más tarde, con 13-14 años fue cuando llegué a dar un gran paso para conocerme, esos grandes pilares de hábitos: la bicicleta, la música, el sol… supe unir todo aquello y formar mi propio castillo, a parte descubrí varios grandes hábitos, de los cuales hoy día, uno de ellos es mi gran sueño.
Empecé a escribir mis primeras canciones, bueno más bien palabras bonitas sin rima alguna. Obtuve mi primer móvil, con el cual lo único que quería de él era la cámara, me daban igual las redes sociales, conocí gente nueva, fui haciendo amistades, mis primeros amigos, de los cuales solo unos pocos siguen en mi vida, aprendí a ver las intenciones de cada persona, pero en especial el valor de sus palabras a través de la mirada y sus actos, este niño tuvo que aprender a desconfiar de los demás para que no le volviesen a utilizar, años atrás daba todo su amor y de nada le servía.
Entre esa edad y los 16 años, pasaron muchas cosas. Lo más importante de esa edad fue que aprendí a juntar poco a poco mis hábitos, me encantaba salir a correr con la música y al atardecer, pararme a hacer fotos con ese móvil que tenía, aunque tenía una cámara de 2Mpx para mí era mágico; no tengo palabras para describirlo, pero poder guardar ese momento del día que tanto me gustaba me parecía impresionante. Más adelante hacía lo mismo, pero con la bicicleta, me iba a donde nadie me pudiese encontrar, tenía mi sitio secreto, donde podía estar pensando todo el tiempo que quisiese sobre mis cosas. Ese sitio estaba y está rodeado de naturaleza, estaba escondido entre la desembocadura de un rio, era un mirador en una playa desierta, en el lado que no estaba la playa había un sendero, por el cual llegaba, que cruzaba todo el río, estaba rodeado de animales, árboles y plantas; a día de hoy sigo yendo allí.
Para esa edad conocí a una chica que era como mi novia, aunque no podíamos llamarlo así, ni siquiera nos besábamos, éramos los dos muy tímidos e inexpertos, ahora que lo pienso fueron muy graciosos esos momentos.
Para entonces tuve muchos problemas con mi familia, me iba muy mal en los estudios, y sabía que no me entendían, eso hizo que me agobiase más y me fuese cada vez peor; ellos, aunque sean mis padres, son muy distintos a mí, pero son mis padres.
También se juntaron las mentiras y decepciones de personas, los problemas dentro del instituto, a pesar de haberme acostumbrado a ello y luchar poco a poco porque me respetasen, con todos los problemas juntos me vine a bajo, y me hundí, llegué a tocar fondo como cuando era solo un crío, solo que ahí tenía mucha más carga encima. Ahí fue cuando me volví frio, empecé a desconfiar de mucha gente, hice amistades poco recomendables y quise salir de esa situación por la fuerza, me volví rebelde, todo ese dolor que tenía guardado desde pequeño se convirtió en maldad, y era mucho el que llevaba. Me escapaba de casa, otras veces me echaban, llegué a dormir en la playa en ocasiones.
Sabía que ese camino no me llevaría a ningún lugar, poco a poco fui madurando y viendo todo lo malo que debía expulsar de mi vida, o simplemente cambiarlo; esos años fueron una montaña rusa de subidas y bajones.
A los 17 tuve mi primera novia de verdad, era la primera vez en mi vida que sentía amor de verdad por parte de alguien; dejé de ser tímido y por fin pude sacar todo ese amor que llevaba dentro, estábamos enamorados y todo parecía perfecto, pero éramos completamente inexpertos, aunque no lo supiésemos, no sabríamos como llevarlo, hasta que pasó, estábamos demasiado enganchados, y nada acabó bien, fueron un par de meses en los que se me volvió a acumular todo, parece ser que los problemas no saben llamar a la puerta de tu casa y venir solos, fue una etapa muy dura, todos los problemas juntos. Incluido mi primer desamor, aún era un “crio”, era algo nuevo para mí y no sabía cómo llevarlo, volvía a tener miedo.
Pasó más de un año hasta que llegué a entender todo lo que me pasaba y terminé de solucionar mis problemas; me cambié se instituto, así no seguirían tratándome de esa manera, aun así seguía teniendo problemas con algunas personas pero ya no tenía importancia; también aprendí a convivir con mis padres, aunque esa bola de problemas en mi infancia se hizo demasiado grande y costó ocultarla, hoy día pienso si debería haberles contado todo desde un principio, pero no nos entendíamos, también pienso que si no fuese por todo aquello no sería ahora como soy, me quiero a mi mismo así. En cuanto a mi primer desamor, supe como canalizar ese dolor y lo escribí en canciones, las cuales fueron mis primeras con sentido rítmico, pero sobre todo lírico; aprendí a sacar todo ese sentimiento y se me notaba.
Tuve que aprender a desprenderme, quererme a mí mismo antes que a nadie más, a no dejarme llevar por las palabras, si no por actos, dejarme de ilusiones y abrir los ojos, a querer la vida únicamente con lo que salga de mis manos, así no volverían a utilizarme, aprendí a perdonar a mis agresores, a las mentiras de todo aquel que estaba en mi camino, todo eso hizo que aprendiese a valorar aquellas cosas que no vemos; por fin aprendí a perdonar de verdad, sin dejarme llevar por sentimientos, pero claramente aprendí a diferenciar más que nunca y saber en quien confiar.
A pesar de todo lo bueno que aprendí siempre hay algo malo, a causa de todo ese tiempo sin querer contacto con nadie, retrayéndome hacia mi interior; volví a ser tímido, me volví aún más tímido de lo que ya era de pequeño. Dejé de ser cariñoso, hoy día quiero volver a serlo y dejar esa timidez atrás de nuevo, pero siento que falta esa llama para volver a descongelar aquello que se quedó helado en su momento, siempre intento quitarme esta parte de mí, trato de reunir todo mi valor para hacerlo, pero inconscientemente digo y hago todo aquello que no quiero hacer o decir. Me he vuelto una persona difícil, me he pasado más de 3 años sin encontrar a una persona con la que me volviese a sentir cómodo, y ahora que la encuentro, siento que estoy perdiendo esta batalla contra ese yo tímido y asustadizo. Algún día podré volver a sacar esa esencia que tengo en mi interior desde pequeño, quizás todo eso que llevo dentro se haya quedado ahí por miedo, suena cobarde ¿Verdad? Son cosas que no sé cómo controlar, ahora soy feliz, pero desearía con toda mi alma poder volver a sacar esta parte de mí, y no por la felicidad de lo que pueda recibir, para mí la felicidad está en regalar, en ver sonreír a otras personas a causa de tus actos, en poder compartir momentos, sueños y metas con alguien, es cierto que me encanta hacer aquellas cosas que me gustan yo solo, pero me gustaría poder compartir esas experiencias con alguien.
Dejando a un lado esta parte tímida de mí, hoy día me encanta la naturaleza, ya ha dejado de ser un sueño aquello de perderse y no saber cómo volver, hoy día me encanta dejarme llevar, irme a lugares desconocidos y guiarme por mi instinto, al final siempre acabo sabiendo volver, y no solo físicamente, muchas veces me he perdido emocionalmente, como ya has podido comprobar, pero todo aquello ha hecho que pueda encontrarme a mí mismo y saber quién soy y cuáles son mis objetivos.
Aquello que tanto me gustaba de pequeño, el sol, la naturaleza, la fotografía, la música, la bicicleta… se ha convertido en mi día a día y sé que nunca voy a perder esa esencia a pesar de todo lo malo, porque todo esto es aquello que me ha hecho sobrevivir, y por fin, vivir.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

EL NIÑO Y LOS DULCES

Un niño metió su mano en un recipiente lleno de dulces. Y tomó lo más que pudo, pero cuando trató de sacar la mano, el cuello del recipiente no le permitió hacerlo.
Como tampoco quería perder aquellos dulces, lloraba amargamente su desilusión.
Un amigo que estaba cerca le dijo: - Confórmate solamente con la mitad y podrás sacar la mano con los dulces-.

Moraleja: Nunca trates de abarcar más de lo debido, pues te frenarás.

Autor del

cuento

: Esopo

93.55%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:

MI HIJO ESTÁ CONMIGO

Era un hombre que tenía un hijo al que amaba profundamente. Por algún motivo se vio obligado a viajar y tuvo que dejar a su hijo en casa. El niño tenía ocho años y su padre sólo vivía para él. Habiéndose enterado de la partida del dueño de la casa, unos bandoleros aprovecharon su ausencia para entrar en ella y robar todo lo que contenía. Descubrieron al jovencito y se lo llevaron con ellos, no sin antes incendiar la casa.

Pasaron unos días. El hombre regresó a su hogar y se encontró con la casa derruida por el incendio.
Alarmado, buscó entre los restos calcinados y halló unos huesecillos, que dedujo eran los del cuerpo abrasado de su amado hijo. Con ternura infinita, los introdujo en un saquito que se colgó al cuello, junto al pecho, convencido de que aquéllos eran los restos de su hijo. Unos días más tarde, el niño logró escapar de los perversos bandoleros y, tras poder averiguar dónde estaba la nueva casa de su padre, corrió hasta ella e insistentemente llamó a la puerta.
-¿Quién es? -preguntó el padre.
-Soy tu hijo -contestó el niño.
-No, no puedes ser mi hijo -repuso el hombre, abrazándose al saquito que colgaba de su cuello-. Mi hijo ha muerto.
-No, padre, soy tu hijo. Conseguí escapar de los bandoleros.
-Vete, ¿me oyes? Vete y no me molestes -ordenó el hombre, sin abrir la puerta y aprisionando el saquito de huesos contra su pecho. Mi hijo está conmigo.
-Padre, escúchame; soy yo.
-¡He dicho que te vayas! -replicó el hombre-. Mi hijo murió y está conmigo. ¡Vete!

Y no dejaba de abrazar el saquito de huesos.

Reflexión: El apego, ¿te deja ver?, ¿te deja oír?, ¿te deja comprender? El apego te aferra a lo irreal e ilusorio y cierra tus oídos a lo Real y Trascendente.

Autor del

cuento

: Cuento tradicional de la India

91.67%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

Reflexión para un hijo

Enviado por gabl  

Hijo, permite usar tu espacio para manifestar lo que siente una persona cuando es relegada a un segundo plano. Y le pierden el respeto, las personas parecieran miopes pasan por su lado e ignoran verlas, dejamos de ser útiles pero necesarias a la hora de aportar dinero, y nuestro talento, nuestras opiniones carecen de validez, somos obsoletos, nos convertimos en inservibles y objetos inútiles.
Caminamos lento por la vida los años no pasan en vano. Pero mantenemos la capacidad de discernir activa, pero no es tomada en cuenta. La llamada tercera edad está compuesta por personas consideradas que ya dieron todo lo que tenían que dar. Pero quienes manejan las finanzas mundiales, las grandes corporaciones, las naciones progresistas, en manos de quienes están? la mayoría de los gobiernos de los más importantes países quienes las rigen?
La ciencia, quienes están al frente de las investigaciones científicas, de los avances y descubrimientos de fármacos que curaran en muchos de los casos enfermedades y endemias, virus, etc., y frenaran el avance de otras mortales.
A quien se acude en busca de un consejo?
Al viejo...a la solución de problemas que puedan comprometer la paz mundial...
¿Entonces, cuánto vale el viejo?
Por eso estoy feliz de ser viejo.
Y aquí sentado en mi mecedora veo pasar la vida de los demás, veo como mueren jóvenes que no aportaron nada a la vida.
Jóvenes que dejaron semilla, germinadas en el vientre de la mujer que se quedó sin padre para sus hijos.
Y así como mueren los jóvenes moriremos los viejos pero en paz, sin la agonía de la muerte violenta y
dejaremos un futuro labrado, encaminado al éxito de los descendientes que vivirán en la rectitud y el estudio.
Y sacarán al país adelante.

gbl
26/11/2014
Derechos Reservados de Autor




87.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

LA PALOMA SEDIENTA

Una paloma, incómoda por la molesta sed, vio una charca de agua pintada sobre un rótulo. Pero sin darse cuenta de que sólo era un dibujo, voló hacia ella a toda velocidad e inevitablemente chocó contra el rótulo, hiriéndose lastimosamente.
Habiéndose quebrado las alas por el golpe, cayó a tierra donde fue capturada por uno de los transeúntes.

Moraleja: No dejes que el fervor, entusiasmo o necesidad nublen tu discreción.

Autor del

cuento

: Esopo

86.67%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

El niño que pudo hacerlo

Enviado por dreamerinflight  

EL NIÑO QUE PUDO HACERLO...

Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.

Su amigo comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas.
Golpeó, golpeó y golpeó hasta que con-siguió abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.

A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaron los bomberos.

Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.
-Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? -comentaban entre ellos.

Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.
-Yo sí sé cómo lo hizo -dijo.
-¿Cómo? -respondieron sorprendidos.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.


Autor anónimo.

86.36%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

EL SEMIDIOS

Un hombre tenía en su casa un semidiós, al que ofrecía ricos sacrificios. Como no cesaba de gastar en estos sacrificios sumas considerables, el semidiós se le apareció por la noche y le dijo:
- Amigo mío, deja ya de dilapidar tu riqueza, porque si te gastas todo y luego te ves pobre, me echarás a mí la culpa.

Moraleja: Si gastas tus riquezas en cosas innecesarias, no le eches luego la culpa de tus problemas a nadie más.

Autor del

cuento

: Esopo

83.64%

votos positivos

Votos totales: 55

Comparte:

EL HOMBRE ECUÁNIME

Era un hombre querido por todos.
Vivía en un pueblo en el interior de la India, había enviudado y tenía un hijo. Poseía un caballo, y un día, al despertarse por la mañana y acudir al establo para dar de comer al animal, comprobó que se había escapado. La noticia corrió por el pueblo y vinieron a verlo los vecinos para decirle:
-¡Qué mala suerte has tenido!
Para un caballo que poseías y se ha marchado.
-Sí, sí, así es; se ha marchado -dijo el hombre.

Transcurrieron unos días, y una soleada mañana, cuando el hombre salía de su casa, se encontró con que en la puerta no sólo estaba su caballo, sino que había traído otro con él. Vinieron a verlo los vecinos y le dijeron:
-¡Qué buena suerte la tuya! No sólo has recuperado tu caballo, sino que ahora tienes dos.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre.

Al disponer de dos caballos, ahora podía salir a montar con su hijo. A menudo padre e hijo galopaban uno junto al otro. Pero he aquí que un día el hijo se cayó del caballo y se fracturó una pierna. Cuando los vecinos vinieron a ver al hombre, comentaron:
-¡Qué mala suerte, verdadera mala suerte! Si no hubiera venido ese segundo caballo, tu hijo estaría bien.
-Sí, sí, así es -dijo el hombre tranquilamente.

Pasaron un par de semanas. Estalló la guerra. Todos los jóvenes del pueblo fueron movilizados, menos el muchacho que tenía la pierna fracturada. Los vecinos vinieron a visitar al hombre, y exclamaron:
-¡Qué buena suerte la tuya! Tu hijo se ha librado de la guerra.
-Sí, sí, así es -repuso serenamente el hombre ecuánime.

Reflexión: Para el que sabe ver el curso de la existencia fenoménica, no hay mayor bien que la firmeza de la mente y de ánimo.

Autor del

cuento

: Cuento tradicional de la India

83.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 1 hasta el 20 de un total de 47 Cuentos para reflexionar

Añade tus comentarios