40 Cuentos para reflexionar 

EL DESPUÉS (PARTE 1) ALGO PARECIDO...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 1)


Algo parecido a un toque de corneta sonó en la radio que mi hermano había encendido en el cuarto que compartíamos. A través del sueño el sonido se deslizó en mi mente y mi cuerpo pegó un salto de la cama para empezar a vestirme a toda prisa.Durante unos segundos me costó reconocer el lugar en que me hallaba y la confusión dio paso a la certeza de que ya no estaba en la Bripac sino en mi cuarto,en mi casa un mes después de licenciarme.
Aún no me lo creía y me resultaba complicado adaptarme a la vida civil con los horarios que me diera la gana y con mucho tiempo por delante después de que en mi anterior trabajo me habían despedido nada más llegar del ejercito.
La boina negra descansaba en un extremo de mi cama,la miraba con genuino orgullo pero con un suspiro de alivio por que todo hubiera terminado.
¿Acaso había terminado? si y no,si porque podía continuar mi vida sin la disciplina del ejercito y no porque por una temporada muy larga mis sueños serian siempre los mismos casi todas las noches ¡aún estaba en la brigada! ¡no me habían licenciado! ¡ y me quejaba de que tenia que estar licenciado ya!
Esos sueños duraron un par de años aproximadamente y reflexioné del efecto que en la mente puede llegar a tener unas vivencias fuertes para tener tal influencia en el inconsciente,los deseos y los pensamientos.

Un psicólogo podría responder a ese mecanismo que se dispara en la mente después de un stress prologado en el tiempo como cosa normal que sigue antes de un ajuste lógico a la realidad cambiante y cotidiana

CONTINUARÁ

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL DESPUÉS (PARTE 2) KILÓMETRO TRAS...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 2)

Kilómetro tras kilómetro la carrera trascurría sin apenas esfuerzo. El circuito que antes de marcharme a la Bripac realizaba a duras penas y con gran esfuerzo, ahora parecía acortarse y no me bastaba para soltar toda la energía acumulada en mi cuerpo.
Aceleraba a toda velocidad, volvía a carrera normal, lo probaba todo lo que exigía esfuerzo y apenas se alteraba mi respiración. Recordaba cómo me enseñaron a llevar el ritmo con la carrera con la respiración adecuada para oxigenarme adecuadamente y ganar en resistencia, cosa que no hacia debidamente hasta que mis huesos llegaron a el cuartel.
El tiempo militar me había mejorado físicamente de manera extraordinaria y advertía otras mejoras en cuanto a rasgos de mi carácter,gran parte de mi timidez se quedó atrás y fui consciente de que en casi todas circunstancias la BRIPAC ME HABÍA MEJORADO.
Siendo consciente de esto y mis amigos me lo decían,que mi aspecto era muy fuerte y mis formas distintas y mejoradas,no con esas palabras pero el sentido era el mismo.
Hablaba con orgullo de mi paso por la Brigada y contaba múltiples anécdotas que me ocurrieron durante mi estancia en la misma,pero ese aparente orgullo se desmentía en esos sueños que un día si y otro no me perseguían con bastante asiduidad y persistencia...
Estoy en filas,miro a mi alrededor,a los compañeros que están junto a mi y no reconozco ninguna cara,todos son chavales nuevos,mis amigos se han marchado todos y rota la formación hablo con el escribiente diciéndole que yo tenia que estar licenciado desde hace tiempo,que ya no tendría que estar allí.¡No me hace caso! ¡nadie me hace caso! y me despierto con ciertas dosis de desazón que me dura el tiempo de echarme agua en la cara y acabar de despertarme.
Es curioso que al echar la vista atrás me doy cuenta de que esos sueños persistentes duraron casi el mismo tiempo que duró mi permanencia en la Briapc,casi dos años ( mi tiempo en la bripac 20 meses)
Pero un día...¡desaparecieron! y volví a soñar tranquilo sin atisbos de ansiedades,pero...¿se fueron para siempre?Eso creía,pero...

CONTINUARA....

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL DESPUÉS (PARTE 3) UN DÍA...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 3)


Un día dejé de hablar de mis anécdotas en la Bripac Eso suele llegar cuando tus amigos te sueltan de repente...¡ya estás con tus batallitas! y te das cuenta de que lo que a representado una experiencia única en todos los aspectos para ti...¡en realidad no interesa a nadie!
La puntilla me la dio mi propia novia cuando también me soltó lo de las batallitas y ahí ya fui consciente de que seguramente estaba siendo un pesao de cojones para quienes no saben ni han compartido lo mismo que tu.
Y dejé de hablar de todo eso y después de pensar en ello creo que aquellos sueños repetitivos empezaron a esfumarse poco a poco al no tener lo mismo y el mismo tema siempre en mis labios.
Pasaron los años y me casé y llegaron los niños.La bripac y los sueños aquellos solo eran un recuerdo sepultado en algún rincón de mi memoria.
Estamos en la década de los 90,mi vida trascurre trabajosa como siempre pero con absoluta normalidad entre el trabajo diario y los quehaceres normales de la vida ordinaria.
Allá en el 95 nace mi segundo hijo y este pequeñajo revoltoso pone patas arriba la casa por lo revoltoso y trasto que es,por lo cual tenia entretenimiento asegurado para una larga temporada.
Ya con la cosa más llevadera y más tranquilos,en unos de esos días se me cruzo nuevamente los recuerdos de la bripac al desempolvar una vieja bolsa de tela que permaneció muchos años en un rincón de un altillo.
Allí tenia mis cuadernos con todo lo que había escrito en mis ratos de tranquilidad en la BRIPAC,los parches,las chapas,las fotografías,la carpeta de las fichas de instrucción,MI ROQUISKI,la blanca etc,etc Todo lo que era mi paso por la bripac estaba allí,después de muchos años se asomaba de nuevo a mis ojos.
Un pequeño,o grande, no lo sé, sentimiento de nostalgia me invadió ,no ya seguramente por echar de menos la Bripac ,si no los años trascurridos que ya no vuelven y que tuvo todo su esplendor en esos años de plenitud física.
Me pregunté si existiría alguna asociación de veteranos y me dije que ojalá,pero por supuesto no tenia ni idea ni forma de saberlo.
En esas estoy cuando de pronto los sueños repetitivos ¡VUELVEN A APARECER! ¡DESPUÉS DE TANTOS AÑOS!Pero esta vez SON DISTINTOS,¡se han trasformado!
¿Como se han trasformado?
¡Lo sabréis en la próxima entrega!

CONTINUARÁ

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL DESPUÉS (PARTE 4) EFECTIVAMENTE LOS...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 4)


Efectivamente,los puñeteros sueños se habían trasformado para ponerse una capa de distinto color pero en el fondo era el mismo tipo de capa,que parecía dar un aire distinto pero en el fondo era la misma:ANSIEDAD.
Y me explico mejor...Si al comienzo de los sueños era una queja continua de que aún estaba en la Bripac y continuaba sin licenciarme,muchos años después estas bromas oníricas se me representan justamente de la forma contraria:busco en sueños en Alcalá de Henares el cuartel de Lepanto ¡Y JAMÁS LO ENCUENTRO!
Me veo andando por las calles de Alcalá preguntando a unos y a otros y me indican en una dirección,la sigo y ¡nada! por más indicaciones que me dan y ando y ando por esas calles el cuartel parece esconderse de mi y no doy con su ubicación por más que busco.
Solo,acompañado de mi familia,preguntando en bares,comercios etc,etc Lepanto sigue escondiéndose de mi insistente búsqueda.
Estos sueños también me duran una temporada larga y resultan pesados y agobiantes por su insistencia.
Pero todo tiene su final,hasta que la mente se ocupa en otras cosas o son las prioridades que mandan en el quehacer diario y también acaban esta opereta onírica y buen día.¿Por fin dejaré de soñar con la Bripac?
Eso parecía,pero años después...¡Todo vuelve a empezar!de nuevo hay una trasformación de esos sueños que parecen cambiar con los años para dar una cara distinta...
¿Y ahora como puñetas vienen trasformada la cosa?

CONTINUARA...

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL DESPUÉS (PARTE 5) LOS SUEÑOS...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 5)


Los sueños se habían esfumado hace tiempo y solo eran un recuerdo más de una etapa importante de mi vida pasada y que por fin parecían haber desaparecido definitivamente dejando de darme el coñazo de la insistencia repetitiva.
Estamos en el 2003 y un buen día un hombre me para en la calle haciéndome un par de preguntas asombrosas por lo inesperadas...¿Tu eres Luis Salido Reinoso y serviste en la Bripac? -le dije que si,por supuesto-y a mi vez le hice la pregunta lógica de que como lo sabía,si yo no lo conocía y en el pueblo de Alcalá de Guadaira jamás comenté a nadie mi vida militar.
Me dijo que se estaba formando en Sevilla una asociación de veteranos Paracaidista y él se dedicaba a investigar el paradero de gente que hubiera servido en la brigada para proponerles que formaran parte de dicha asociación.
Por supuesto después de tantos años la cosa me interesó y entré en el mundo asociativo de veteranos,con sus reuniones,excursiones y relaciones en general.
Ese fue el comienzo.Por aquella época en la que aún yo carecía de ordenador aprovechaba las clases de pintura de mi mujer en la casa de la cultura del pueblo,para hacer mis primeros pinitos en el manejo del aparato.
Así un buen día dí con "veteranos paracaidistas" y semana tras semana me conectaba para leer lo que se ponía en visitas-la recuerdo más activa que en la actualidad-y empecé a leer los artículos de Paco Puente,Mateo Andreu y de otros que no recuerdo.Me apasionó este hallazgo por el tema de usar la nueva tecnología ,y por el interés que despertaba en mi todo lo que podía leer,como las poesías de nuestro amigo Puente y las reflexiones de Mateo.
Hasta aquí todo bien,y los sueños seguían desaparecidos en el olvido del subconsciente...¡pero no tardarían en volver ante las novedades que estaba viviendo!
¿Cuando sería eso?
¡Tendréis que esperar a la próxima entrega!

CONTINUARÁ...

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL DESPUÉS (PARTE 6 Y ÚLTIMA)...

Enviado por yedra  

EL DESPUÉS (PARTE 6 Y ÚLTIMA)


Entre la asociación de Sevilla y sus reuniones,excursiones,charlas varias con toda clase de veteranos de distintas épocas,además de mi reciente descubrimiento de Aivepa,no era de extrañar que el refrescón de memoria me indujera a volver a soñar con aquello que tenia ya relegado al subconsciente y a cierto olvido.
Fueron frecuentes "reenganches" oníricos,en los que curiosamente siempre soñaba con mi ultimo día en la Bripac,con cierta dosis de melancolía por marcharme de nuevo.¡Que diferencia con la realidad de los 20 años!
Me asocio en Aivepa en Junio de 2007 y durante un tiempo paso más a escribir en artículos y a leer que intervenir en los foros.Desfilan por mis ojos los intervinientes en los temas y como suele suceder se memoriza más los que más habituales son a la hora de escribir. Aparecen en esos sueños de encuentros de veteranos gentes a las que no conozco personalmente pero si en ese foro
Desfilan por distintos encuentros oníricos los siguientes compañeros que a la mayoría de ellos no tengo el gusto de conocer...
Abe
Hercules
Jordi195
Tercero
Adeur
Amigo419 (este ya no pertenece a Aivepa)
Y seguramente algunos más que no recuerdo.
Y desde aquellos inicios hasta la actualidad los sueños de Bripac o de encuentros son esporádicos, excepto uno que tuve hace pocas semanas...
Entraba en un bar y veía la barra llena de veteranos con sus uniformes que charlaban alegremente y bebían, yo me sorprendí al verlos y... ¡y mi único afán era salir de allí lo más rápidamente posible y alejarme!
¿Significará algo que uno no comprende o no alcanza a comprender todavía? ¿Puede que me llegue a cansar y me desconecte de estos temas?
De todas maneras lo sueños, sueños son ¿o no?
¡El tiempo dirá!

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

RECUERDO AQUÉL CHAVAL DE 20 AÑOS...

Enviado por yedra  

Reservado,soñador,amante de la tranquilidad y de emborronar cuadernos en horas tranquilas de la madrugada cuando todo era silencio y solo sonaba el eco interior de un joven sentimental.
Un día decidió dar un giro a su vida y vivir nuevas emociones y se alistó en las filas de aquellos que estaban un poco más cerca del cielo y de las emociones de surcar el aire de alguna manera.

Costó adaptarse pero lo hizo sin perder su esencia.No era amigo del jaleo o la algarabía,pero si muy amigo de sus amigos.Gustaba de los sitios tranquilos,de las garitas más oscuras y apartadas sin tener ningún miedo sino todo lo contrario,porque en el silencio y la tranquilidad fluían sus pensamientos y sueños.

Jamás dio un paso atrás ni se escondió en sus responsabilidades.Pecó de ingenuo en muchas ocasiones pero todo ello lo hicieron más fuerte sin dejar de ser el mismo.
Se acostumbró a una vida de disciplina y dureza que le hicieron estar orgulloso al paso de los años y recordarla con ciertas dosis de melancolía como una experiencia de las que dejan huella para toda una vida.

Supo al terminar esa experiencia que la verdadera dureza y el desierto árido vendría después,porque al contrario de la vida en el cuartel que sabes a que atenerte y sabes de quien y como guardarte,la vida civil te da puñaladas que no sabes la mayoría de la veces de donde te vienen o porque te vienen.Y entonces ves que la vida en si es más dura si cabe que en un sitio como la BRIPAC en el que por lo menos te guías por un código de honor y una disciplina casi inexistente fuera de esos muros.
¿Porque todo esto?
Porque hoy recuerdo aquel chaval de 20 años,hoy con 59,que reflexiona en todas esas pruebas de resistencia que no solo yo,sino que todos hemos pasado a lo largo de nuestra vida,forjando un poco o mucho de lo que hoy somos.
Nada es fácil ni ayer ni hoy pero aquí estamos con un par orgullosos de lo que fuimos y somos a lo largo de todo este circuito de duros obstáculos que es la vida y todavía somos capaces de sonreír y brindar por un año más en el que podemos tener el privilegio de recordar cada uno de nosotros a nuestro chaval de 20 años.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

AQUELLAS CARTAS LA MAYORÍA DE LAS...

Enviado por yedra  

AQUELLAS CARTAS.

La mayoría de las veces veo con estupor y ciertas dosis de cabreo como mucha gente va tan pendiente del móvil que van sin mirar por donde andan y en alguna ocasión he tenido que dar una voz porque andaban derechos a chocar conmigo.

En otros momentos he asistido al esperpéntico espectáculo de una reunión de diez o doce muchachas en las que más de la mitad a pesar de estar en múltiple compañía estaban pendientes del dichoso aparatito, o sea desconectados de los que tiene a su lado y presuntamente conectados con amigo virtuales.

Antes en las salas de espera del medico con frecuencia se charlaba con el que estaba al lado y ahora la atención va en mayor frecuencia al teléfono olvidando las relaciones cotidianas y cercanas.

Me surge la pregunta...¿están de verdad disfrutando de la amistad? ¿es otra clase de soledad instalada en un espejismo de cercanía y conectividad?
Confieso que posiblemente ya esté muy mayor para comprender ciertas cosas.Al echar la vista atrás recuerdo con nostalgia esas cartas que esperábamos con ansia varios días para saber de la novia,la familia,o del amigo que dejamos al entrar en la Bripac.

Después de una dura jornada de instrucción,de unas maniobras esperábamos con expectación el reparto del correo,el día que no recibíamos algunas no se podía ocultar una pequeña decepción.
Cuando la recibíamos nos alegraba en día y en cuanto teníamos un rato de tranquilidad nos poníamos en la tarea de contestar esas misivas y de nuevo a esperar con ganas esos días que nos separaban de una nueva carta de la gente que en verdad nos importaba.

Nostalgia de un tiempo en el que todo era más natural y lo que se hacía esperar lo valorabas doblemente porque te implicabas en pensar,escribir,dedicar un poco de tiempo en momentos tranquilos para "conectar" con los tuyos,sin más ansiedades que esperar unos días a la respuesta.
Aquellas cartas significaban un oasis en nuestras fatigas diarias y un momento para "desconectar" de nuestro entorno y navegar por otras aguas,dejando parte de nuestra tensión diaria.
Hoy ya no se escriben cartas,ni se esperan varios días las respuestas...tenemos esa falsa inmediatez de los wuassa,esa irreal cifra de amigos de las redes sociales,todo el mundo se habla y nadie se conoce,se aspira a tener 5000 amigos virtuales y nos olvidamos de los que tenemos al lado,aspiramos al mayor números de me gusta cuando lo primero que nos tiene que gustar es lo autentico y la cercanía de las relaciones personales.

A pesar de todo esto debo confesar que estos lugares de facebook nos a dado la oportunidad de compartir aquellos tiempos en que con 20 años elegimos ser el mejor soldado de la patria de lo que nos sentimos tan orgullosos,lo cual no deja de ser un punto a favor entre tanta inconsistencia.
Aun conservo, o más bien conservó mi novia de entonces-mi mujer ahora-aquellas cartas que le mandaba y gracias a ellas al releerlas he podido revivir hechos de la Bripac que tenía totalmente olvidados por el tiempo,y me alegro infinito que no existiera en aquella época los wuasap porque aquello que me hizo revivir la letra escrita en papel,no hubiera resistido el paso del tiempo en un teléfono.
¡En fin! aquellas cartas ya me parecen una reliquia de un mundo casi desaparecido en el que tuvimos la suerte de vivir con nuestros 20 años.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL ETERNO GIRO DE LA...

Enviado por yedra  


EL ETERNO GIRO DE LA RUEDA O ROMPER LAS CADENAS

La vida siempre me ha parecido una gran rueda que gira sin parar.

Cuando creemos que avanzamos, tarde o temprano nos damos cuenta que hemos vuelto al mismo punto de salida: La repetición constante de viejos y eternos errores humanos.

Cuando somos jóvenes creemos que las palabras de nuestros padres están desfasadas y no somos capaces de entenderles; y observamos lo que creemos defectos que nosotros no seremos capaces de repetir.

Cuando crecemos y nos convertimos en adultos, no sólo comprendemos perfectamente a nuestros padres, sino que aquellos "defectos “los volvemos nosotros a repetir...a veces multiplicados por varias veces.

Los niños maltratados con demasiada frecuencia al convertirse en hombres...se trasforman a su vez en maltratadores; el dolor sufrido en sus carnes no les impide causar a su vez el mismo dolor que ellos sufrieron.

Con demasiada frecuencia la víctima se convierte en verdugo de otros.
Y LA RUEDA NO PARA DE GIRAR...

Nos hacen un daño y la prontitud del deseo es devolver ese daño a ser posible multiplicado por el tanto por ciento de nuestro resentimiento.

La violencia se dice que engendra violencia en un torbellino sin fin.
Los pueblos oprimidos se vuelven pueblos opresores.

Las injusticias sufridas en nuestras carnes no sirven de aliciente para no repetirlas nosotros mismos en otras gentes.

Una misma causa le vemos efectos distintos dependiendo si nos afecta personalmente o no...Y dependiendo de eso variaremos nuestra opinión; sin ser capaces de ver las cosas con la debida "justicia"

Y SEGUIMOS SIENDO PARTE DEL GIRO DE LA RUEDA Y NO SOMOS CAPACES DE...ROMPER LAS CADENAS QUE NOS ESCLAVIZAN A ESE ETERNO VOLVER AL PUNTO DE PARTIDA.

Aquellos que han intentado concienciar al hombre y hacerles ver de LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER, como el titulo de ese libro; la mayoría de las veces el mundo los ha despreciado y asesinado: JESÚS, GHANDI, M.LUTHER KING...
Y el hombre seguirá lamentándose del mundo y sus errores, sin ser capaces de observar "el eterno giro de la rueda" y mucho menos de comprender que en nuestras manos está "el romper las cadenas” que nos esclavizan a ese giro eterno de la rueda y sus errores.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL NIÑO Y LOS DULCES

Un niño metió su mano en un recipiente lleno de dulces. Y tomó lo más que pudo, pero cuando trató de sacar la mano, el cuello del recipiente no le permitió hacerlo.
Como tampoco quería perder aquellos dulces, lloraba amargamente su desilusión.
Un amigo que estaba cerca le dijo: - Confórmate solamente con la mitad y podrás sacar la mano con los dulces-.

Moraleja: Nunca trates de abarcar más de lo debido, pues te frenarás.

Autor del

cuento

: Esopo

91.43%

votos positivos

Votos totales: 35

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 40 Cuentos para reflexionar

Añade tus comentarios