40 Cuentos de amor 

Hilo Rojo

Enviado por arrigo  

Hilo Rojo, decían que la persona correcta me uniría, a pesar de la distancia, el tiempo, aunque nuestros caminos fueran distintos, ese hilo volvería unirnos.

Nos dejamos de ver, fueron muchas lunas sin ti, te extraño, le hacías falta a mi vida, que puedo decir, no estaba el amor de mi vida, pero pasó el tiempo, transcurrió, siempre volvimos.

Solamente queda decir, que el amor verdadero existe, llega. Solamente debes esperar a la persona correcta.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

Platicaban y sonreían

Enviado por alheli  

Platicaban y sonreían, y el joven se detenía a veces olvidando, como si hubiese estallado el latón de una campana aturdiendolo. Alzaba los ojos mirando el árbol y bajandolos se confundía no pudiendo ver de ella sus ojos por ser tan obscuros, ni debajo de ellos la rosa que se abría y temblaba al hablar, terminaba solo viendo su nariz. Aquella naricita pequeña con dos lunares tan pequeños que semejaban manchas de tinta. Más cuando la miraba detenidamente le recordaba extrañamente una letrita "b"...Platicaban y sonreía...E inclinandose vio como su vista se había vuelto cristal húmedo. Y callaba, no sabiendo si estaba triste o se había ofendido. Pero la deseaba tanto...con la envoltura abandonada por la acera, todavía la cámara en mano. Toco de ella su boca, hallando bajo los ojos, sus labios.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Momento

Enviado por alheli  

Se quedaron mirando un momento, removiendo él en sus manos. La cabellera, de aquella cabecita triste. Que, con el rostro siempre inclinadyo, las manos juntas al corazón. Daba la impresión de siempre estar al comienzo de un llorar.
En dos otoños la habría olvidado, y ella todavía le retenía y de sus manos todavía de niña. La bolsita de sus sentimientos escapaba envolviendolos olorosa. Llegaba a conmoverlo, a un punto lo hacia aorillar, que se quedaba esperándola y su ida le parecía mentira, al sonido crujiente del cartón impreso.
Tembló en sus pestañas de cáliz somnoliento y alzando levemente su barbilla, fue como si brillase ella toda. Parecía el bostezo de un angel en felicidad.
Diría la mentira correcta con tal de obtener.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

Pensamiento

Enviado por alheli  

Callaré, esperaré, oraré. Me haces falta.
Así pensaba, con la soledad agobiandola tanto. Que se le hacia, pasada la hora, que no podría ya amar. Cartas parecidas, cartas iguales. Un juego de pares ventado al ocio. Revueltas; con sus colores crema, apiñonadas las letras en la obscuridad, se rompían los sellos y parecía madejas revueltas. Rosas falsas ahogandose en alcohol perfumado. Ella miraba las pelusas en lo alto de su ventana... Pero enamorarse no tenía sentido, además, no se le antojaba un divorcio.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Cadenas en la plaza

Enviado por alheli  

Las nubes se desdoblaban como cartas, formando distintas barajas entre las alturas del cielo. Puede que la oración tuviese más palabras pero "déjame" estaba entre ellas. Su cuello sobre la almohadilla, se sintió triste por su dolor, recordó las pequeñas gotas que el atardecer le había ocultado cuando no había llegado. Estaba en su pena y no pudo hablar. Un cumplido que se rasgo con la nota de cuerdas por la estática rojiza. Moneda de centavo que resonó en el fondo maderil de la pequeña inolvidable. No la abrazaba por temor a molestarla, y temiendo caer destrozada sobre él, ella tampoco se acerco.

Amistades que apretaban distancias, las piedras se unían formando un solo escalón. Más para la jovencita hubiese deseado estar atada a él, pues aún así estaría lejos. En el reloj falso de las noches, cada lámpara impera en su compás. Luz de corazones de gises sobre el verde y el gris.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

Cortahilos en venta

Enviado por alheli  

...Y no sabiendo como dárselo la hizo sentar sobre unos rollos descoloridos en franela, apoyados sobre una mesa. No sé decidía, miraba las letras del titulo grabadas doradas sobre la tapa, más aún dudaba. Y la beso, inclinando un poco su rostro, alzando un poco la mirada, le alcanzo el rostro y la beso. Acaso fue por el miedo de no saber que decir después que sus labios se detuvieron, metidos en un sentimiento confuso. Ella se aparto, cayendo sus cabellos hasta tocarlo, y de un salto descendió de esa montaña de telas. Con en libro en su mano y la otra sobre el yelmo de su alma, obscurecieron sus labios diciendo: No vengas.

Se quedo el atolondrado, mirando las sobras de su huida, Sin pensar hacerlo, habían sido sus ojos de un café muy dulce y sus pestañas rizadas alcanzaban casi aquellas mejillas apenas empolvadas. La había visto tan linda allí sentada y lo había confundido cuando con gracia monísima lo miro sin protesta, sin que la línea de sus cejas mostrase sorpresa. Y era tan profunda la llave hasta su sonrisa y tan obscura su mirada que todo sentimiento se ocultaba en ella.

Allá en una habitación de conchas rosas, el espejo danzaba por el aire para atrás y para adelante, asintiendo en constante inquietud a aquello que ella estaba pensando. Y ella viendolo se asusto, pues en ese momento pensaba en nada.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

El Embrujo ( primera parte )

Enviado por liliana007  

Desesperada estabas por mí , no sabía cómo llegar así a donde estaba .Te arrancaba el miedo de que me suceda algo , me llamabas insistentemente tu corazón aceleraba impresionantemente mientras yo estaba en un lugar a oscuras en un ritual que desconocía de un familiar que agonizaba en vida no supe que hacer ,que decir , todos llorando era increíble ,era pena y dolor se podía sentir una energía ,nunca lo había vivido ;el tirado en el suelo suplicando queriendo vivir hombres y mujeres ,rodeándolo de rezos ,oraciones y alabanzas para que el mal ,deje en paz al pobre hombre la fe era poderosa entre ellos .
Yo continuaba ahí …tus mensajes llegaban ,diciéndome amor aléjate por favor ,tengo miedo que algo pueda pasarte derramando lagrimas como si sería el último día que fueras a verme , así te sentía de tanto que lloraste , dormida quedaste y entre sueños ;desprotegida de tu ángel te hallaste porque a mí lo enviaste para que pueda cuidarme ,por tu miedo de que podías perderme para siempre y llego ese mal en tu búsqueda para apoderarse de tu alma y su venganza era eliminarte ,porque de tu ángel desprotegida quedaste ;en su deseo de ahorcarte de cuello ,y de tu cuerpo apoderarse ,no tenías fuerzas para defenderte ,tus deseos de gritar era desesperante de imaginarte .
Y mirando al cielo fuerzas sacaste , por tu mente a tu padre llamaste , llegando al rescate ,tumbo la puerta ,ingresó y mirándote fijamente dijo :hija mía donde está tu ángel ,porque el mal de ti quiere apoderarse , entre cortada le respondías :padre una persona lo necesita ,está en problemas y es muy importante para mi .

95.45%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

El Embrujo (segunda parte )

Enviado por liliana007  

El padre asombrado quedo, que su pequeña como él lo consideraba, su hija ya había encontrado su otra mitad, era lo más lógico para su entender, pero no le parecía justo, porque todos en la familia tenían protección de los ángeles y su pequeña quedaba desprotegida y le volvió a preguntar a su hija: esa persona que tan importante es para ti, que fuiste capaz de entregar a tu ángel, respóndeme, decía su padre.
Ella solo dijo papa es un amigo que está en problemas, además yo sé que no estoy haciendo algo malo ,por favor respeta mi decisión ,está bien hija ,espero que tu amigo en verdad lo necesite , desorientado solo le quedo retirarse .voy a rezar por ti hija ,así respondió su padre .
No lo pensó y volvió a marcar al celular de su amado ,pensado lo peor ,pero recordó que su ángel con él se encontraba ,ya más calmada …de repente empezó a escuchar voces extrañas de lucha de su ángel peleando con seres extraños ,en voces de lucha su ángel decía :llama a tu amado con el corazón .y en tu mente concéntrate y dile lo que sientes por él ,no permitas que se duermas ,porque si se va ,no lo veras nunca mas .
Oh¡¡no puede ser se lo van a llevar apresúrate no puedo solo, con todos ,tu eres la única quien puede salvarlo ,
Mientras el amado no reaccionaba los seres extraños, se apoderaban del amado, todos los del ritual desconcentrados ,porque no entendían que estaba pasando ,pero una persona ,nerviosa si sabía lo que sucedía …el maestro del ritual preocupado porque no le respondían los seres del mas allá y solo miraba ,que un inocente agonizaba la familia no entendía porque él...
Autor: Alexánder Núñez.

95.45%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

EL ÁNGEL DE LOS NIÑOS

Cuenta una leyenda que a un angelito que estaba en el cielo, le tocó su turno de nacer como niño y le dijo un día a Dios:
- Me dicen que me vas a enviar mañana a la tierra. ¿Pero, cómo vivir? tan pequeño e indefenso como soy. - Entre muchos ángeles escogí uno para tí, que te está esperando y que te cuidará.
- Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreír, eso basta para ser feliz. - Tu ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás su amor y serás feliz.
- ¿Y cómo entender lo que la gente me habla, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres? - Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y con cariño te enseñará a hablar.
-¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo? - Tu ángel te juntará las manitas te enseñará a orar y podrás hablarme.
- He oído que en la tierra hay hombres malos. ¿Quién me defenderá? - Tu ángel te defenderá más aún a costa de su propia vida.
- Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor. - Tu ángel te hablará siempre de mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque yo siempre estaré a tu lado.

En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo pero ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso repetía con lágrimas en sus ojitos sollozando...
-¡Dios mío, si ya me voy dime su nombre!. ¿Cómo se llama mi ángel?
- Su nombre no importa, tu le dirás: Mamá.

Autor del

cuento

: Anónimo

92.04%

votos positivos

Votos totales: 113

Comparte:

FIN DE BAILE

Acaban de bajar las luces del salón de baile. La banda comienza a tocar la última canción: una balada. Siempre odié la música lenta, pero ésta significa “te quiero”, y hay poco más que decir.
Nunca unos ojos me habían mirado así. Nunca había sentido mi cuerpo vibrar a cada nota, ni mis ojos mirar más fijos a algo.
Estas notas que envenenan el aire me han henchido el pecho, hiriendo mi alma de muerte. Me noto temblar cuando nuestras manos se unen, y sus enormes ojos azules se clavan como preciosas aristas de poliedros de amor en mi mente, en mi corazón, en mi recuerdo.
Mientras, suavemente, el cantante me demuestra que todo lo que ocurre es real, y por ello, estrecho mi lazo, atenazando mis brazos a su espalda, acercando su pecho al mío. Noto su respirar entrecortado en mi entrecortado respirar, y entre medias nuestros pechos, golpeados por nuestro revolucionado corazón. Sólo quiero que el pianista lea mi mente, y toque para siempre esta melodía, mientras hago de mis labios una extensión de sus labios. Cierro los ojos para soñar que este momento es una poesía en nuestros oídos o el sabor del azúcar glasé del dulce más lindo del mundo.
Cuando abro los ojos veo los suyos mirándome, pero tienen veinte años más. No existe el salón de baile, sólo queda en nuestro recuerdo. Y la canción suena en nuestras cabezas, recordándonos cada día cuánto nos queremos, y que lo que una vez fue sueño permanece siendo realidad.

Autor del

cuento

: Miguel Ángel Hurtado

86.36%

votos positivos

Votos totales: 66

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 40 Cuentos de amor

Añade tus comentarios