6 Cuentos de gatos 

EL GATO Y EL PERRO

Un gato, que llevaba toda la vida viviendo en un piso junto a sus amos, descubrió de repente que había otros animales. Fue porque el vecino se compró un perro, que se coló por la terraza.
- Oye - dijo el intruso - ¿tú eres un gato?
- No sé - replicó el gato -, nunca he visto a uno.

Moraleja: Si no sabes quién eres difícilmente sabrás cómo reaccionar ante los demás.

Autor del

cuento

: Dani Alcalà

81.76%

votos positivos

Votos totales: 729

Comparte:

LAS SIETE VIDAS DEL GATO

Preguntó al gato Mambrú el lebrel Perdonavidas:
- Pariente de Micifú, ¿Qué secreto tienes tú
para vivir siete vidas?

Y Mambrú le respondió: - Mi secreto es muy sencillo,
pues no consiste sino en frecuentar como yo
el aseo y el cepillo.

Moraleja: La higiene es muy importante para mantener alejados a virus y bacterias.

Autor del

cuento

: Rafael Pombo

72.41%

votos positivos

Votos totales: 58

Comparte:

EL JABALÍ Y EL GATO

Estaba un jabalí buscando comida entre la basura, cuando de repente molestó a un gato, al confundirlo con una lata. El gato montó en cólera y le soltó un arañazo en un ojo. El jabalí, presa del pánico salió corriendo hacia donde estaban sus amigos.
- No os lo vais a creer - les dijo -. Hay latas asesinas.

Moraleja: No te creas todo lo que se cuenta.

Autor del

cuento

: Dani Alcalà

71.88%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

El Gatito negro. Cuento infantil.

Enviado por mayte78  

El Gatito negro. Cuento infantil


Una mañana de invierno,… había una niña, que estaba muy triste, … Y se dio cuenta, que había muy cerca de ella, en el jardín… Un Gato negro, muy triste también…
…Era flaco y el pelo mal,… despeinado, como si tuviese frio,… y los ojos le brillaban con la luz de la mañana…. la niña se acercó para verlo,… y se levantó dando un salto, asustadizo e inseguro ,… porque se había criado en la calle y no estaba acostumbrado a que se acercase nadie a él …. Entonces la niña, se dio cuenta que el gatito cojeaba… tenía una pata en mal estado,… pero podía caminar… ! Gracias a Dios,… puede andar ! –Exclamó la niña, con alegría… y entonces el gatito… como si entendiese a la niña…la miró, atentamente, acercándose a ella,…. buscando un poquito de calor… ¡ MIAUUU… MIAUUU…MIAUUUU ¡

La niña pensó, que como estaba cojo,…. no podría buscar comida, como los otros gatos, de la calle, … Y subió a su casa… y sin decir nada a su mamá… le bajó al jardín… agua y comida.

Así, todos los días… se preocupaba de llevarle de comer,… y el gatito negro, fue mejorando,…

SIGUE......

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

EL GATO Y LAS RATAS

Había una casa invadida de ratas. Lo supo un gato y se fue a ella, y poco a poco iba devorando las ratas. Pero ellas, viendo que rápidamente eran cazadas, decidieron guardarse en sus agujeros.
No pudiendo el gato alcanzarlas, ideó una trampa para que salieran. Trepó a lo alto de una viga, y colgado de ella se hizo el muerto. Pero una de las ratas se asomó, lo vio y le dijo:
- ¡Oye amiguito, aunque fueras un saco de harina, no me acercaría a ti!

Moraleja: Cuídate siempre de lo que te ofrecen los malvados aunque se te presente como muy lindo y atrayente.

Autor del

cuento

: Esopo

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

El Gatito negro. Cuento infantil

Enviado por mayte78  

Poco a poco… se recuperó… Y se hizo un enorme gato negro… que todo el mundo que pasaba por el jardín,…exclamaban:…”Este gato parece una pantera “ - se fijaban en él- Y el gato se hizo conocer entre todos, especialmente con los niños... que les hablaban… todos decían que querían, un gato como él…

Entonces la niña se dio cuenta…, que además había también, otros niños, que le ponían de comer al gatito, y la niña gracias… gracias a la casualidad, de ese día, de encontrarse con este gatito,… fue recuperando la alegría…

A la niña le gustaba jugar con el gato…y el gato ya no era tan huidizo, ni esquivo, se ponía debajo de su balcón, para que lo viera…y le alzaba la patita jugando….sus ojos eran dos soles amarillos y su pelo de azabache …Cuando llegaba el frío del invierno, o la lluvia….la niña le bajaba para abrigarlo o taparlo de la lluvia…y así, la niña empezó de nuevo a ser feliz,… y el gatito a maullar, y maullar de contento… … cada vez que veía pasar, a la niña por el jardín…. Y la niña a hablarle, y dedicarle un poquito de su tiempo.

¡ En las noches de Luna! Se ve al gatito, jugando con los pájaros y entre las flores esconderse, dando algún que otro salto….hasta irse a dormir…

¡Siempre esperando a los niños del jardín!

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Desde el 1 hasta el 6 de un total de 6 Cuentos de gatos

Añade tus comentarios