11 Cuentos de leones 

EL LEÓN APRESADO POR EL LABRADOR

Entró un león en la cuadra de un labrador, y éste, queriendo cogerlo, cerró la puerta. El león, al ver que no podía salir, empezó a devorar primero a los carneros, y luego a los bueyes.
Entonces el labrador, temiendo por su propia vida, abrió la puerta.
Se fue el león, y la esposa del labrador, al oírlo quejarse le dijo:
- Tienes lo que buscaste, pues ¿por qué has tratado de encerrar a una fiera que más bien debías de mantener alejada?

Autor del

cuento

: Esopo

82.56%

votos positivos

Votos totales: 195

Comparte:

SHARTAT Y EL REY LEÓN

Una vez el reino animal se había reunido para celebrar un festín con ocasión de la mayoría de edad del hijo del rey león. A la invitación, acudieron todos los animales de la sabana, grandes, pequeños, feroces, amables…todos sin distinción disfrutaban del festín.

Después del baile de las panteras, empezó uno de los bailes más bellos de la noche, el baile del avestruz macho (dlim). El avestruz se había esmerado en la preparación de su danza para impresionar al león. Los animales aplaudían rabiosamente ante cada pasada de plumas o salto elegante del animal.

Shartat, el oso, andaba saciando un estómago que parecía sin fondo…y de
repente no se sabe si para agraciarse con la gente o por indigestión, ante la
pasión que levantaba el danzarín, gritó “Es mi sobrino, es mi sobrino”…. El rey disimuló su sorpresa ante el parentesco entre animales tan dispares, y para compensar el esfuerzo del dlim le dio a Shartat un sitio preferente en la tribuna de honor.

Shartat no cabía en sí de gozo, nunca se había visto en otra. De repente, una de las plumas del avestruz salió volando y se fue a posar en la cara del
homenajeado, hiriéndole un ojo. El rey saltó para ayudar a su hijo, mientras los demás intentaban localizar al culpable, que aprovechando el desconcierto había puesto pies en polvorosa. Volvieron cabizbajos para anunciar al rey que el dlim se había escapado. A lo que el rey respondió:
- No os preocupéis, tengo a su tío…

Autor del

cuento

: Cuento tradicional saharahui

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

EL LEÓN Y EL ASNO PRESUNTUOSO

Se hicieron amigos un ingenuo asno y un león y salieron de caza. Llegaron a una cueva donde se refugiaban unas cabras monteses, y el león se quedó a guardar la salida, mientras el asno ingresaba a la cueva coceando y rebuznando, para hacer salir a las cabras.
Una vez terminada la acción, salió el asno de la cueva y le preguntó si no le había parecido excelente su actuación al haber luchado con tanta bravura para expulsar a las cabras.
- ¡Oh sí, soberbia - repuso el león, que hasta yo mismo me hubiera asustado si no supiera de quien se trataba!

Moraleja: Si te alabas a ti mismo, serás simplemente objeto de la burla, sobre todo de los que mejor te conocen.

Autor del

cuento

: Esopo

75.00%

votos positivos

Votos totales: 472

Comparte:

EL BUEN REY LEÓN

Había un león que no era enojoso, ni cruel, ni violento, sino tratable y justo como una buena criatura, que llegó a ser el rey.
Bajo su reinado se celebró una reunión general de los animales para disculparse y recibir mutua satisfacción: el lobo dio la paz al cordero, la pantera al camello, el tigre al ciervo, la zorra a la liebre, etc. La tímida liebre dijo entonces:
- He anhelado ardorosamente ver llegar este día, a fin de que los débiles seamos respetados con justicia por los más fuertes.
E inmediatamente corrió lo mejor que pudo.

Moraleja: En un Estado en el que se practica la justicia, los humildes pueden morar tranquilos..., pero no deben atenerse.

Autor del

cuento

: Esopo

72.22%

votos positivos

Votos totales: 72

Comparte:

EL LEÓN Y LOS TRES BUEYES

Pastaban juntos siempre tres bueyes. Un león quería devorarlos, pero el estar juntos los tres bueyes le impedía hacerlo, pues el luchar contra los tres a la vez lo ponía en desventaja.
Entonces con astucia recurrió a enojarlos entre sí con pérfidas patrañas, separándolos a unos de los otros.
Y así, al no estar ya unidos, los devoró tranquilamente, uno a uno.

Moraleja: Si permites que deshagan tu unidad con los tuyos, más fácil será que te dañen.

Autor del

cuento

: Esopo

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

EL LEÓN Y EL JABALÍ

Durante el verano, cuando con el calor aumenta la sed, acudieron a beber a una misma fuente un león y un jabalí. Discutieron sobre quien debería sería el primero en beber, y de la discusión pasaron a una feroz lucha a muerte.
Pero, en un momento de descanso, vieron una nube de aves rapaces en espera de algún vencido para devorarlo. Entonces, recapacitando, se dijeron:
- ¡Más vale que seamos amigos y no pasto de los buitres y cuervos!

Moraleja: Más vale compartir que perderlo todo.

Autor del

cuento

: Esopo

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

EL LEÓN, LA ZORRA Y EL RATÓN

Dormía tranquilamente un león, cuando un ratoncillo se puso a correr sobre su cuerpo. Se despertó el león, y se movió en todas direcciones buscando a ver quien era el intruso que le molestaba.
Lo observaba una zorra, y le criticó por creer que tenía miedo de un simple ratoncillo, siendo él todo un señor león.
- No es miedo del ratoncillo - dijo el león -, sino que me sorprendió que hubiera un animal que tuviera el valor de pisotear el cuerpo de un león dormido.

Autor del

cuento

: Esopo

71.43%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:

EL LEÓN JOVEN Y EL VIEJO

Un león joven que paseaba por la sabana africana, se encontró con un león viejo que caminaba cabizbajo.
- Maestro - exclamó el joven -, ¿de dónde vienes, que te veo abatido?
El león viejo se lo quedó mirando un buen rato, y contestó:
- Amigo mío, yo vengo de donde tú vienes. Y de otros muchos sitios más.
- Y si vienes de tantos sitios - replicó el joven -, ¿por qué no te has quedado en ninguno de ellos?
- Ah, joven león, cuando tengas mi edad comprenderás que no hay lugar en el mundo en el que puedas esconderte eternamente.

Moraleja: La vida es un camino que recorrer y no una casa en la que permanecer.

Autor del

cuento

: Dani Alcalà

69.91%

votos positivos

Votos totales: 113

Comparte:

LA TERNERA, LA CABRA Y LA OVEJA, EN COMPAÑÍA DEL LEÓN

Una vez se asociaron una ternera, una cabra y una oveja con un león. Acordaron ir a partes iguales en todo aquello que pudieran conseguir.
Un día, la cabra se hizo con un ciervo, así que reunió a sus socios a fin de evaluar el reparto. El león tomó la palabra:
- Somos cuatro a compartir - comenzó, mientras procedía a partir la pieza en cuatro partes -.
Señaló una de ellas y prosiguió:
- He aquí la primera, que será para el león, como rey de la selva. La segunda me corresponde también a mí, por ser el más fuerte. Con respecto a la tercera, se la asigno al más valiente, es decir, al león, y por último deciros que si alguno osa siquiera olfatear la cuarta en mis garras morirá.

Moraleja: Vigila con quién te juntas.

Autor del

cuento

: Jean de la Fontaine

62.75%

votos positivos

Votos totales: 102

Comparte:

EL LEÓN Y LA LIEBRE

Sorprendió un león a una liebre que dormía tranquilamente. Pero cuando estaba a punto de devorarla, vio pasar a un ciervo. Dejó entonces a la liebre por perseguir al ciervo.
Despertó la liebre ante los ruidos de la persecución, y no esperando más, emprendió su huída.
Mientras tanto el león, que no pudo dar alcance al ciervo, ya cansado, regresó a tomar la liebre y se encontró con que también había buscado su camino a salvo. Entonces se dijo el león:
- Bien me lo merezco, pues teniendo ya una presa en mis manos, la dejé para ir tras la esperanza de obtener una mayor.

Moraleja: Más vale pájaro en mano que cien volando.

Autor del

cuento

: Esopo

62.60%

votos positivos

Votos totales: 254

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 11 Cuentos de leones

Añade tus comentarios