ZEUS Y LA TORTUGA 

Para celebrar sus bodas, Zeus invitó a todos los animales. Sólo faltó la tortuga.
Intrigado por su ausencia, le preguntó al día siguiente:
- ¿Cómo solamente tú entre todos los animales no viniste a mi festín?
- ¡Hogar familiar, hogar ideal! - respondió la tortuga -.
Zeus, indignado contra ella, la condenó a llevar eternamente la casa a cuestas.

Moraleja: No nos encerremos en nuestro pequeño mundo. Ampliemos nuestro horizonte compartiendo sanamente con nuestro alrededor.

Autor del cuento: Esopo

72.73%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:
Añade tus comentarios