Vuestros cuentos 

«EL SECUESTRO»

Enviado por jesus1012  

«Las heladas gotas que se colaban a través del resquebrajado techo de madera se estrellaban en la frente de Betty. La niña yacía entre el barro y las heces de las vacas que dormían a esas horas de la madrugada. Afuera la lluvia arreciaba con ráfagas de viento que aullaba al atravesar las copas de los pinos que poblaban la granja que vio nacer 4 años atrás a la pequeña. Junto al cuerpo de Betty, en un charco de sangre estaba su osito de peluche, la sangre manaba de la entrepierna de la nenita…»

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

«DESPERTAR DE UN SUEÑO Y VIVIR UNA PESADILLA»

Enviado por jesus1012  

«Estaba en un bosque desolado, era de noche y solo alumbraba mi pasar la luz de la luna. La única melodía que se escuchaba era la de mis pasos descalzos y la agitación de mi respiración luego de tanto andar. La desesperación penetraba en mi alma y hacía bombear mi corazón a la velocidad del viento que erizaba mi piel. Una mano que quemaba toco mi espalda y escuche un susurro tan lejano que no logré comprender. Sentí un dolor desgarrador y de pronto vi mi habitación. Desperté con una frase tatuada en mi piel: ‘No despertarás jamás’.»

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

El zorro y el cuervo

Enviado por luzia  

El zorro y el cuervo
Un día, un cuervo estaba posado en el suelo de un árbol con un pedazo de queso en el pico cuando
Pasó un zorro.
Al ver el cuervo con el queso, el zorro loco comenzó a pensar en cómo conseguir el queso.
Con esta idea en mente, fue debajo del árbol, levantó la vista y dijo:
-¡Qué maravilloso pájaro veo en ese árbol! ¡Qué belleza deslumbrante! ¡Qué maravillosos colores! Será
¡Que tiene una voz suave que combina con tanta belleza! Si es así, no hay duda de que debería ser
proclamado rey de los pájaros.
Cuando el cuervo escuchó eso, fue pura vanidad. Para mostrarle al zorro que sabía cantar, abrió el
pico y dejó escapar un rotundo "Cróóó!" .
El queso cayó, por supuesto, y el zorro tomó esa deliciosa camada y dijo:
-Mire, señor, puedo ver qué voz tiene. ¡Lo que no tienes es inteligencia!
Moraleja: cuidado con aquel que habla mucho

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

cuento corto

Enviado por jportillo2020  

asi empezo todo
obscuro y aterrador
fuimos al mundo de las brujas y los terrores de todos
entonces se les aparecio el mero demonio

inventate un final y dejamelo en los comentarios

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

ERASE UNA VES UN NIÑO QUE...

Enviado por jportillo2020  

erase una ves un niño que vivia con sus padres.
un dia su madre fallecio y se quedo con su abuela por que su padre se fue a buscar otra pareja
el niño crecio y nunca volvio a ver a su padre
hasta que un dia encontro un leñador muy pobre al que ayudo
y entonces se relaciono con el y vivieron felices por siempre

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

Bloody Mary

Enviado por luzia  

Bloody Mary
Bloody Mary, también dicha Verónica, es una chica que puede aparecerse frente a cualquier espejo, según cuenta la leyenda, ella era una chica con un hermoso cabello, que peinaba cien veces todas las noches, y que un niño aburrido de que ella lo presumiera todos los días, le corto el pelo, para hacerle una broma, y ella no pudiendo esperar a que su pelo creciera, se suicido, si uno quisiera, la podría invocar, pero no recomendable, ya que aunque la invoquemos, si se enoja, nos podría matar, así que nadie lo intentara,¿Verdad?

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

El león y el mosquito

Enviado por luzia  

El león y el mosquito
Un león estaba enojado con un mosquito que seguía zumbando alrededor de su cabeza, pero
Al mosquito no le importó.
-¿Estás pensando que te temeré solo porque crees que eres el rey? - él dijo
arrogante, y luego voló hacia el león y picó su hocico.
Indignado, el león pateó al mosquito, pero lo único que logró hacer fue rascarse
con sus propias garras. El mosquito continuó picando al león, que comenzó a aullar como un
Loco.
Al final, exhausto, enfurecido y cubierto de heridas de sus propios dientes y garras, el
León se rindió. El mosquito se alejó para decirles a todos que había ganado el
león, pero entró directamente en una telaraña. Allí el ganador del rey de los animales encontró su
triste final, comido por una pequeña araña.
Moraleja: a menudo el más pequeño de nuestros enemigos es el más temeroso.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

El gato, el gallo y el ratón.

Enviado por luzia  

El gato, el gallo y el ratón.
Un ratoncito vivía en un agujero con su madre, después de salir solo por primera vez, él le dijo:
- Mamá, ¡no te puedes imaginar los bichos extraños que encontré!
Uno era hermoso y delicado, tenía un abrigo muy suave y una cola elegante, una cola que se movía
formando olas.
¡El otro era un monstruo horrible! En la parte superior de la cabeza y debajo de la barbilla tenía trozos de carne cruda,
que se balanceaba cuando caminaba. De repente, los costados de su cuerpo se sacudieron y gritó.
espantoso. Tenía tanto miedo que me escapé, justo a tiempo para hablar con el
bonito.
- Ah, hijo mio! Respondió la madre. - Ese monstruo tuyo era un pájaro inofensivo; el otro era un gato
feroz, que en un segundo te habría devorado.
Moraleja: las apariencias engañan.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

El lobo y la cigüeña

Enviado por luzia  

El lobo y la cigüeña
Un lobo devoró su caza tan rápido, con tanto apetito, que terminó con un
hueso atorado en la garganta.
Lleno de dolor, el lobo comenzó a correr de un lado a otro, aullando, y le ofreció
Una buena recompensa para cualquiera que se haya sacado el hueso de la garganta. Con piedad del lobo y con
dispuesta a ganar el dinero, una cigüeña decidió enfrentar el peligro.
Después de quitar el hueso, quería saber dónde estaba la recompensa que el lobo había prometido.
- ¿Recompensa? Gritó el lobo. - ¡Qué cigüeña! Que recompensa, que
¡cualquier cosa! Metiste tu cabeza en mi boca y en lugar de arrancarte la cabeza con un
Te dejo sacarlo sin un rasguño. No piensas
eres muy afortunado, animal insolente! Sal y ten cuidado de nunca acercarte a
mis garras!
Moraleja: no esperes gratitud cuando muestres caridad a un enemigo.El lobo y la cigüeña
Un lobo devoró su caza tan rápido, con tanto apetito, que terminó con un
hueso atorado en la garganta.
Lleno de dolor, el lobo comenzó a correr de un lado a otro, aullando, y le ofreció
Una buena recompensa para cualquiera que se haya sacado el hueso de la garganta. Con piedad del lobo y con
dispuesta a ganar el dinero, una cigüeña decidió enfrentar el peligro.
Después de quitar el hueso, quería saber dónde estaba la recompensa que el lobo había prometido.
- ¿Recompensa? Gritó el lobo. - ¡Qué cigüeña! Que recompensa, que
¡cualquier cosa! Metiste tu cabeza en mi boca y en lugar de arrancarte la cabeza con un
Te dejo sacarlo sin un rasguño. No piensas
eres muy afortunado, animal insolente! Sal y ten cuidado de nunca acercarte a
mis garras!
Moraleja: no esperes gratitud cuando muestres caridad a un enemigo.

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

La princesa y el mozo

Enviado por israelmg  

Hace unos ayeres, en la corte de un rey apareció un bufón, pidió al público callar pues una historia de amor iba a narrar. Todos callaron, y el empezó a contar:
No sé dónde, no sé cuándo, esta historia solo que un mozo de una princesa se vino a enamorar.
Dicen que él la vio fijamente a los ojos, y ella le robo el alma en un instante, no sabía quién era ella pero se dio cuenta que se enamoró.
Regreso a su choza y no dejo de pensar en ella, sabia él que solo era una cosa insignificante, que nada le podía ofrecer más que un amor sincero y un corazón.
Entendía que con ella no tenía oportunidad porque tanta belleza, tan buen corazón de ella y tan hermosa sonrisa solo en un cuento de hadas lo ganaría, solo él era un miserable mozo marcado por los años y la ausencia del amor, lleno de temores e incluso de fracasos pero aun así correría el riesgo de intentarlo.
Tomo un papiro, tinta y pluma comenzó a escribir tan bellos poemas que la humanidad nunca había escuchado en la vida, todos tenían algo en particular su alma impregnada en ellos.
Fue así como de la nada su amistad comenzó a ganar, pero por dentro ardía de amor por ella, pero sonreía para que ella no se diera cuenta de lo que el sentía.
Poco a poco se fue encariñando más con la princesa y ella le fue dando un valor especial en su vida, y ella sin darse cuenta no sabía lo feliz que hacía a aquel miserable mozo que había sufrido mucho a lo largo de su vida.
Pero también entendía que apuestos príncipes su corazón robarían y el ninguna oportunidad tendría, cuando estaba a punto de decírselo no podía y en sus ojos se notaba la tristeza que esto le provocaría.
Pero un día las cosas cambiaron y el percibió una gran lejanía con aquella bella señorita, para él un nuevo reto tendría juro que nunca la perdería.
La gente se burlaba de él y sus amigos lo desanimaban, pero el decidido quedarse porque su corazón ya en la mano lo llevaba.
Pero era un simple ser humano y tan gran esfuerzo lo consumía, un día llego a su choza ese lugar donde por ella su alma derramaba cuando escribía. Estaba lleno de ira con el mismo, no podía comprender porque le faltaba el valor de decirle Te Amo al oído, las primeras gotas de sus ojos se derramaron, arrojo la tinta al suelo y rompió aquellos papiros, sintió por primera que en su lucha estaba derrotado.
Se sentó en un rincón y lloro desde lo más profundo de su corazón, deseo ser la luna, pues dicen que con su efecto la gente se enamora.
No sabía que hacer ya, le sería mejor tener una daga clavada, reflexiono y pensó: Que era más importante la felicidad de ella que la suya misma. Pues si ella sonreía él era feliz de tan solo ver su sonrisa quizás su amor nunca lo tenga y no sea digno de ella pues al cabo solo era miserable mozo sin gloria y con muchas penas.
Así el bufón termino de narrar, y todo la corté comenzó a llorar, tan bella historia de amor que jamás nunca existió.

50.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Desde el 81 hasta el 90 de un total de 376 Cuentos

Añade tus comentarios