LA RANA GRITONA Y EL LEÓN 

Oyó una vez un león el croar de una rana, y se volvió hacia donde venía el sonido, pensando que era de algún animal muy importante.
Esperó y observó con atención un tiempo, y cuando vio a la rana que salía del pantano, se le acercó y la aplastó diciendo:
- ¡Tú, tan pequeña y lanzando esos tremendos gritos!

Moraleja: Quien mucho habla, poco es lo que dice.

Autor del cuento: Esopo

78.43%

votos positivos

Votos totales: 102

Comparte:
Añade tus comentarios