¿Por qué se ? 

Enviado por gabl   Seguir

4 Noviembre 2017, 21:22

Por qué se fue.
Cierta mañana mi hijo de apenas cuatro años me pregunta; ¿papi, el cielo está muy lejos?, lo miro fijamente a sus ojitos, a la vez que mis dedos le agitan sus cabellos que semejan el color de barro mojado.
Mi índice señala el firmamento y la voz se quiebra cuando apenas puedo pronunciar “ese es el cielo”, ¿y dónde es que está mi mamá?
Lo abrazo, y le hablo muy suavemente al oído; “ella nos ve, nos cuida, está siempre con nosotros”.
¿Y por qué no la veo?,
¿por qué se fue?
¡Papi, estás llorando!.
“No hijo, no lloro”
Es el aire que hace que mis lágrimas se escapen de los ojos.
-Sabes papi, te diré un secreto.
“Lo miro extrañado”
-Mi mamá, viene en las noches, después que tú te duermes. Me arropa, me da un beso, y me habla muy bajito y me quedo dormido agarrado de su mano.
-Le pregunto, ¿por qué no vives con nosotros?
-Solo sonríe y dice “siempre estaré a tu lado”
-Pero cuando despierto, no está.
-La he visto llegar, es como si flotara en el aire, y me deja su perfume, ¡ que huele a flores!.
-¿Papi que le hiciste a mi mamá, que se fue a vivir al cielo?
-¿Y por qué ella no te habla?
Hijo, tú mamá y yo hablamos. Cosas de adultos, hablamos de ti, de la casa, de tus travesuras. Y siempre me pide que cuide de ti. Que cuando crezcas sabrás muchas cosas.
-¿Cuándo vamos a visitarla?
Mi niño, nosotros no podemos visitarla, es Dios quien la llevó a vivir a su lado. Y le permite bajar a verte, hablarte y acompañante hasta que te duermas.
¡Y ahora, iremos a dar un paseo!
Vamos al río para que te refresques en sus cristalinas aguas, mientras llega la hora de almorzar.
Daniel disfruta del baño en el río. Estoy desconcertado. Solo me dejo llevar por los pensamientos hacia su madre. Han pasado dos años que falleció, repentinamente, muy joven, lo recuerdo como si fuese ayer.
Y el niño mantiene viva su presencia. Lo que no me permite apartarla de mi mente, ya que en cada detalle está presente en nuestras vidas.
He cambiado mi modo de vivir, mi tiempo, mi manera de pensar. Mi energía y mi alma están con mi hijo. Solo quiero vivir muchos años para verlo crecer, que tenga hijos, mis nietos, y que me dediquen un poco de sus días para cuando llegue mi hora para volar al encuentro de su mamá.

gbl
04/11/2017
Derechos Reservados de Autor

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:
Añade tus comentarios