34 Moralejas 

EL MILANO Y LAS PALOMAS

A las tristes Palomas un Milano,
Sin poderlas pillar, seguía en vano;
Mas él a todas horas
Servía de lacayo a estas señoras.
Un día, en fin, hambriento e ingenioso,
Así las dice: «¿Amáis vuestro reposo,
Vuestra seguridad y conveniencia?
Pues creedme en mi conciencia:
En lugar de ser yo vuestro enemigo,
Desde ahora me obligo,
Si la banda por rey me aclama luego,
A tenerla con sosiego,
Sin que de garra o pico tema agravio;
Pues tocante a la paz seré un Octavio.»
Las sencillas palomas consintieron;
Aclamándole por rey, «Viva, dijeron,
Nuestro rey el Milano.»
Sin esperar a más, este tirano
Sobre un vasallo mísero se planta;
Déjalo con el viva en la garganta;
Y continuando así sus tiranías,
Acabó con el reino en cuatro días.

Moraleja:
Quien al poder se acoja de un malvado
Será, en vez de feliz, un desdichado.

Autor del

cuento

: Félix María Samaniego

56.67%

votos positivos

Votos totales: 60

Comparte:

TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR CUANDO...

Enviado por gabl  

Todo tiempo pasado fue mejor. Cuando se vive en armonía la felicidad está presente, sin interrupciones de factores externos. Es como písar en el aire, es como flotar y ver el entorno bajo los pies...El tiempo te hace realista, avaricioso, cambia los sentidos y te aleja de lo que realmente amas, te derrumbas arrastrando lo mas hermoso que ha permanecido a tu lado. No hay oportunidad para rectificar, ya no puedes curar el daño causado. Desde ese instante la vida te enseñará lo que dejaste atrás y será tarde para enmendar...Es triste recordar con nostalgia y más triste es reconocer que te han olvidado y que el tiempo se llevó de ti a quien no supiste retener.

gbl
19/01/2016
Derechos Reservados de Autor

56.25%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

EL BURRO FLAUTISTA

Esta fabulilla,
salga bien o mal,
me ha ocurrido ahora
por casualidad.

Cerca de unos prados
que hay en mi lugar,
pasaba un borrico
por casualidad.

Una flauta en ellos
halló, que un zagal
se dejó olvidada
por casualidad.

Acercóse a olerla
el dicho animal,
y dio un resoplido
por casualidad.

En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad.

«¡Oh! -dijo el borrico-,
¡qué bien sé tocar!
¡Y dirán que es mala
la música asnal!»

Sin reglas del arte,
borriquitos hay
que una vez aciertan
por casualidad.

Moraleja: Sin reglas del arte, el que en algo acierta, acierta por casualidad.

Autor del

cuento

: Tomás de Iriarte

53.45%

votos positivos

Votos totales: 58

Comparte:

HERMES Y LA TIERRA

Modeló Zeus al hombre y a la mujer y encargó a Hermes que los bajara a la Tierra para enseñarles dónde tenían que cavar el suelo a fin de procurarse alimentos.
Cumplió Hermes el encargo; la Tierra, al principio, se resistió; pero Hermes insistió, diciendo que era una orden de Zeus.
- Está bien - dijo la Tierra -; que caven todo lo que quieran. ¡Ya me lo pagarán con sus lágrimas y lamentos!

Moraleja: No hay frutos ni recompensa si no hay sacrificio y esfuerzo.

Autor del

cuento

: Esopo

50.34%

votos positivos

Votos totales: 296

Comparte:

Desde el 31 hasta el 34 de un total de 34 Moralejas

Añade tus comentarios