LOS CABALLOS 

Un caballo salvaje se encontró con uno domesticado y tuvieron una conversación:
- Oye, estoy harto de tener que ir a buscar comida cada día, tú eres afortunado y te la dan.
- ¡Tú si que eres afortunado, que puedes ir en busca de todas las yeguas que quieras!

En estas, salió de su casa el granjero y dijo:
- Os he estado escuchando, y creo que lo mejor es que cambiéis vuestro papel. A partir de hoy me quedo con el caballo salvaje mientras que a ti te libero.

- ¡No hombre, por Dios! - replicaron ambos caballos a la vez -. ¿Cómo íbamos a poder adaptarnos si ya somos adultos?

Moraleja: El miedo al cambio siempre encuentra buenas razones.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

75.49%

votos positivos

Votos totales: 102

Comparte:
Añade tus comentarios