LEYENDA DE LA INDIA MARIANA 

El nombre del departamento de Pocitos en San Juan, Argentina, tiene su origen en esta leyenda.

Según se cuenta, existía una hermosa india nativa llamada Mariana quien de vez en cuando se dejaba ver por el poblado, aunque nadie de allí sabía de dónde venía. El caso es que Mariana, se dedicaba a vender pepitas de oro y tras un par de horas desaparecía de allí sin hacer ruido.

Esta actitud fue haciendo que su figura fuese adquiriendo tintes misteriosos, que la gente empezase a hablar de ella, inventando quizá cosas, como que la habían visto hablar con los animales del pueblo.

Una vez un campesino se atrevió a hablar con ella y se interesó por el origen de aquellas pepitas.

- De un pocito las saco - dijo -, y se fue rauda.

Una noche, unos bandidos que la habían seguido y querían robarle el oro, la encontraron dormida bajo un árbol y se dispusieron a asaltarla, pero en ese momento, un enorme perro con los ojos inyectados en sangre apareció y con sus ladridos espantó a los ladrones.

Entonces, y según cuenta la leyenda, los bandidos decidieron seguir a la mujer para saber de dónde provenía el oro. Se adentraron en el bosque y nunca más aparecieron...

Autor del cuento: Anónimo

67.57%

votos positivos

Votos totales: 37

Comparte:
Añade tus comentarios