LAS RANAS, EL MURCIÉLAGO Y LA MOSCA 

Dos ranas se encontraban en una charca, cerca de una cueva. En estas que vino un murciélago y se posó en un árbol.
- Buenas tardes - dijo el murciélago.
- ¿Nos hablas a nosotras? - contestó una de las ranas -. ¿Has visto? - prosiguió hablándole a su compañera - ese bicho feo medio ciego se atreve a dirigirnos la palabra.
De repente una mosca echó a volar y las ranas intentaron capturarla con sus lenguas, pero se les escapó. El murciélago echó a volar y la atrapó fácilmente.

Moraleja: No desprecies a los demás por su aspecto o por no tener todas sus capacidades intactas. En otros aspectos puede que sean mejores que tú.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

70.97%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:
Añade tus comentarios