LAS COTORRAS Y EL ZORRO 

Más de cien cotorras
haciendo gran ruido,
a robar volaban
a cierto sembrío.

El que lo cuidaba
no estaba muy listo;
pero acudió luego,
porque oyó los gritos;
y ni un grano cogen
los animalitos.

Si son muy salvajes,
- impaciente dijo
un zorro que estaba
por allí escondido -:
Yo robo mis pollos
pero despacito;
los gritos despiertan
al fiero enemigo;
solo con silencio
se logra buen tiro.

Dijo bien el zorro,
y yo también lo digo.

Autor de la fábula: Mariano Melgar

64.55%

votos positivos

Votos totales: 110

Comparte:
Añade tus comentarios