LA ZORRA Y LA SERPIENTE 

Se encontraba una higuera a la orilla de un camino, y una zorra vio junto a ella una serpiente dormida. Envidiando aquel cuerpo tan largo, y pensando
en que podría igualarlo, se echó la zorra a tierra al lado de la serpiente e intentó estirarse cuanto pudo.
Tanto esfuerzo hizo, hasta que al fin, por vanidosa, se reventó.

Autor del cuento: Esopo

72.22%

votos positivos

Votos totales: 72

Comparte:
Añade tus comentarios