LA SERPIENTE, EL PERRO Y EL BUITRE 

Una serpiente se encontraba jugando con un perro en el monte. En estas que el perro se sentó y dijo:
- Oye, serpiente, se supone que tú y yo no podemos jugar, me podrías picar.
- Tienes razón - replicó la serpiente - de hecho tú podrías haberme mordido.

Un buitre, que miraba atento a unos metros, oyó la conversación, y no pudo reprimirse:
- Oíd, vosotros dos, si hasta ahora no ha pasado nada, seguid jugando que no va a pasar nada.

Moraleja: Decide por ti mismo, no según lo que digan los otros, especialmente si tienen algún interés oculto.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

79.61%

votos positivos

Votos totales: 152

Comparte:
Añade tus comentarios