LA POLILLA EN EL ARMARIO 

Una polilla se encontraba en un armario comiendo un poco de ropa para almorzar. De repente el dueño de la casa allá que fue a buscar una chaqueta, y se topó con la invitada.
- ¡Fuera de aquí! - gritó enojado. ¡Eso no se come, es para abrigarme!
- La polilla salió volando esquivando un manotazo, y tras salvar su vida espetó:
- Eso es solo tu opinión, a mí no me sirve de abrigo, más sí de alimento.

Moraleja: No todo el mundo tiene las mismas necesidades, ni valora lo mismo de igual forma.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

78.57%

votos positivos

Votos totales: 126

Comparte:
Añade tus comentarios