LA ORCA Y LA FOCA 

Una orca estaba golpeando el agua del mar para hacer caer con las olas a una foca que estaba estirada en un pedazo de hielo. La foca, muerta de miedo, le dijo a la orca:
- Ya me tiro yo al agua para que me puedas comer, pero por favor, deja de hacer ese ruido terrorífico.

Moraleja: Así somos a veces con nuestros miedos. En vez de intentar pensar en una solución racional a un problema, dejamos que nos atrape la angustia impidiendo así que podamos pensar con claridad.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

67.86%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:
Añade tus comentarios