LA LEYENDA DE SAMTÉ 

Se decía de Samté, un anciano sabio, aislado en las eternas nieves de una montaña inaccesible desde hacía décadas, que era capaz de escuchar desde su guarida todo lo que sucedía en el pueblo en que nació, situado a varios kilómetros de allí, en el valle.
Karhá, el único joven del pueblo, obsesionado con la leyenda desde que era un niño, quiso comprobar si era cierta. Se dirigió a su madre y le dijo:
- Mamá, se dice en el pueblo que mi padre no es tu marido, sino Samté, y que por eso tuvo que huir a la montaña.
- Karhá, hijo mío, qué barbaridad, eso es absurdo, no tienes ni idea de lo que estás diciendo - gritó la madre, mientras corría llorando a la cama -.
Al día siguiente Karhá se despertó inquieto, tras notar una corriente repentina de aire en su cuarto. Se dio cuenta de que había una nota escrita junto a su cama.
- Karhá, chiquillo, si quieres ser un hombre, no te permitas insultar a tu madre, es tu bien más preciado, y ni siquiera la búsqueda de la verdad es suficiente motivo como para ponerlo en riesgo.

Autor del cuento: Koldo Fierro

58.62%

votos positivos

Votos totales: 29

Comparte:
Añade tus comentarios