LA FUENTE MANSA 

Mira esa fuente plácida, Florencio,
que fluye sin rumor, y baña el prado.

Moraleja: Con su ejemplo enseñado,
haz al prójimo bien, y hazlo en silencio.

Autor de la fábula: Juan Eugenio Hartzenbusch

74.05%

votos positivos

Votos totales: 131

Comparte:
Añade tus comentarios