LA CIGARRA Y LA HORMIGA SE REENCUENTRAN 

La cigarra de la Fábula de Esopo se volvió a encontrar con la hormiga, y esta le dijo:
- Hola cigarra, ¿qué tal has pasado el invierno?
- Pues divinamente - contestó la cigarra -. No puedo ser más feliz.
- Sí, ya veo, estás en los huesos.

Moraleja: La chulería te deja en ridículo más temprano que tarde.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

64.71%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:
Añade tus comentarios