EL ZORRO Y EL ERIZO 

Un zorro se encontró con un erizo y se lo quiso comer.
- No me comas - dijo el erizo -. Lo que yo necesito es mucho amor. Dame un abrazo mejor.
El zorro, conmovido por la situación, le dio un abrazo al erizo, pero tuvo que salir corriendo de allí tras notar su cuerpo lleno de pinchazos.

Moraleja: Desconfía de quien pide amor y devuelve dolor a cambio.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

79.53%

votos positivos

Votos totales: 127

Comparte:
Añade tus comentarios