EL PECECILLO INCAUTO 

Un pececillo esperaba tranquilamente a que su madre le diese de comer. De repente, se acercó un atún y se lo zampó.

Moraleja: No puedes pretender que tus padres te lo solucionen todo eternamente.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

79.63%

votos positivos

Votos totales: 545

Comparte:
Añade tus comentarios