EL PASTOR Y EL LOBO 

Un día se encontraba un joven pastor con sus ovejas en el monte, cuando de repente salió un lobo del bosque, y se lanzó a por una de ellas.
- ¡Señor lobo! - dijo el pastor -, no sea usted tan malvado, recién empiezo en el oficio y si vuelvo a casa con una oveja de menos, mi padre me dará una paliza.
- ¡Señor pastor! - dijo el lobo -, no sea usted tan ingenuo, recién vengo de estar una semana sin comer y si vuelvo a casa sin esta oveja, mis hijos seguirán llorando.

Moraleja: No intentes cambiar la naturaleza, adáptate a ella.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

78.31%

votos positivos

Votos totales: 332

Comparte:
Añade tus comentarios