EL MAR 

- Mar, ¿qué hiciste de tu calma
y tu suave agitación?

- Tanto me azotan los vientos,
que he sentido exaltación.

- Pues los fuertes no debieran
perder nunca la razón.

Moraleja: Cuanto más poderoso, más clemente.

Autor de la fábula: Felipe Jacinto Sala

78.00%

votos positivos

Votos totales: 100

Comparte:
Añade tus comentarios