EL LEÓN Y EL ASNO 

Se juntaron el león y el asno para cazar animales salvajes. El león utilizaba su fuerza y el asno las coces de su pies. Una vez que acumularon cierto número de piezas, el león las dividió en tres partes y le dijo al asno:
- La primera me pertenece por ser el rey; la segunda también es mía por ser tu socio, y sobre la tercera, mejor te vas largando si no quieres que te vaya como a las presas.

Moraleja: Para que no te pase como al asno, cuando te asocies con alguien, hazlo con aquél que tenga igual poder que tú.

Autor del cuento: Esopo

70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:
Añade tus comentarios