EL GALLO MATEMÁTICO 

Has visto antes otro gallo matemático. Distraído como vive, con la cabeza puesta en quebrados, restas y potencias, suele tropezarse y darse contra el piso. Así que prefiere ir volteando hacia atrás, para cuidarse las narices. Otros dicen que lo hace para estar seguro de que lo sigue su cola. Nadie sino él sabe cuantas plumas tiene.

Autor del cuento: Felipe Garrido

73.08%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:
Añade tus comentarios