EL ESCORPIÓN Y EL CIEMPIÉS 

Un escorpión, al que se le había caído el aguijón, estaba siendo ridiculizado por un ciempiés.
- Jaja, vaya escorpión - decía el ciempiés -, sin aguijón y sin veneno, ¿qué vas a hacer ahora contra mí, insultarme?
En estas que el escorpión se acercó al ciempiés, lo agarró con sus pinzas y se lo llevó a la boca.

Moraleja: No subestimes al que te quiere hacer daño.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

66.67%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:
Añade tus comentarios