EL CALAMAR, EL ATÚN Y EL CACHALOTE 

Un calamar gigante fue molestado por un atún. Enojado, dejó ir toda su tinta alrededor, hasta el punto de que el agua que lo rodeaba quedó completamente oscurecida. No siendo capaz de ver nada de lo que allí quedó, fue comido por un cachalote que notó su movimiento.

Moraleja: No dejes que te afecten los pequeños incordios, o sufrirás innecesariamente.

Autor de la fábula: Dani Alcalà

69.23%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:
Añade tus comentarios