Comparte:
ÚLTIMAS PALABRAS 

Y así fue como este ilustre literato, ya en su lecho de muerte, con más de mil novelas, cuentos, y ensayos a sus espaldas, notó como su último aliento se aproximaba. Abrió los ojos, y se dirigió a su hijo, quien aguardaba triste a los pies de la cama.
- Fin - exclamó, con un hilo de voz.
Un final brillante para un escritor brillante - pensó -.
- ¡Papá!. Dime, ¡qué necesitas!
- F...i...n
- Papá, no te entiendo, tranquilo, todo irá bien.
- Hijo mío.
- Dime, papá.
- Se acabó. FIN
- Pobre papá, no sufras, ¿quieres un poco de agua?
- Sí, dame...
Y sin fuerzas para más, su corazón se detuvo, en lo más hondo del silencio.

Autor del cuento: Koldo Fierro

72.54%

votos positivos

Votos totales: 142
Añade tus comentarios