Comparte:
LAS LOMBRICES

Dos lombrices de tierra se encontraban discutiendo:
- Pues hoy te tocaba a ti ir a buscar comida, yo me he quedado resguardando la casa.
- Sí claro, ya van dos días seguidos que te quedas en casa sin hacer nada.
- Mentira, ayer era nuestro día de descanso, si tú no lo quisiste aprovechar no es mi problema...
En estas que vino un mirlo y se comió a una de ellas.
La otra, en estado de shock, pensó:
- ¿Y ahora, con quién voy a discutir?

Moraleja: La vida es demasiado corta como para estar siempre discutiendo.

83.58%

votos positivos

Añade tus comentarios